Sorprenden a un conductor novel circulando a 137 km/h por un tramo de alta siniestralidad limitado a 50 km/h

Imagen de un furgón de la Guardia Civil

Fue interceptado en un servicio de inspección de velocidad establecido en una vía interurbana.

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en uno de los dispositivos de inspección de velocidad desarrollado en coordinación con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, establecido en la carretera RM-F36 (Torre Pacheco-Cartagena), ha identificado e investigado al conductor de un turismo que circulaba a más de 80 km/h de la velocidad máxima permitida, en un tramo de alta siniestralidad con señal vertical de indicación de la velocidad.

La actuación se desarrolló cuando agentes del Destacamento de Tráfico de Cartagena que se encontraban realizando un control específico de velocidad a la altura del kilómetro 8,100 de la carretera convencional RM-F36 (Torre Pacheco-Cartagena), detectaron la circulación de un vehículo, a 137 km/h, en un tramo limitado a 50 km/h, superando con ello la velocidad máxima permitida en 87 km/h.

En un primer momento no pudo ser parado ni identificado, por lo que se iniciaron las labores tendentes a su localización, lo que se produjo dos horas después. El conductor, un varón de 19 años había obtenido recientemente su permiso de conducción de la clase B, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

El joven resultó investigado como presunto autor de delito contra la seguridad vial y, junto a las diligencias instruidas, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Cartagena, para la celebración del correspondiente juicio rápido.

La Guardia Civil recuerda que este delito se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 hasta 4 años.