Soraya Mayo releva a Igea en el escaño por Valladolid

Soraya Mayo en el cuartel de campaña. M.MOYA

El partido naranja vive una crecida histórica en Castilla y León con un total de ocho congresistas de todas las provincias menos Soria, frente al único diputado obtenido en las anteriores elecciones.

Los resultados finales obtenidos por Ciudadanos han colocado al partido de Rivera en tercera posición, detrás del PSOE y PP, con una crecida en Castilla y León que deja ocho diputados frente al único conseguido en 2016, con representación de todas las provincias castellano y leonesas salvo Soria, donde la formación naranja no ha llegado a los votos suficientes. 

 

Soraya Mayo sustituirá a Igea en el escaño pro Valladolid en el Congreso, algo que afronta con ganas ya que hoy cree que son la única fuerza política en la provincia que "tienen que celebrar" . La candidata asegura que este resultado es "una revolución" , ya que "tenían todo en contra y nadie daba un duro".

 

Mayo durante sus declaraciones en el cuartel de campaña ha incidido en la importancia de la sociedad civil y en que Castilla y León ha entendido que "es esta la que genera la política". Además ha aprovechado la ocasión para felicitar a los diputados de las otras formaciones políticas: PP, PSOE y VOX, a los que se pone a su disposición para "empezar a trabajar por Valladolid cuanto antes", para que sea una provincia "próspera, con futuro, donde las empresas sean más grandes, fuertes, competitivas y de la que nadie se quiera ir".

 

El resultado histórico de Ciudadanos en estas elecciones deja al partido de Rivera con ilusión y esperanza para las municipales de mayo: "Vamos a reformar este país, Castilla y León, y lo vamos a hacer de la mano de Francisco Igea. Él es el verdadero artífice de estos resultados".