Soluciones anímicas para combatir el cáncer de mama

Disfarduero ofrece a las mujeres mastectomizadas prótesis y lencería para recuperar la seguridad en ellas mismas.

La mastectomización, uno de los momentos más duros para una mujer que sufre cáncer de mama. Las que lo sufren pueden llegar a sentirse inseguras, poco femeninas o pensar que no son atractivas. Estos sentimientos llevan a la mujer a entrar en un estado anímico bajo que no ayuda para su recuperación. Porque siempre se ha dicho que el estado de ánimo y la recuperación psicológica ayudan de forma determinante a la recuperación física. Y de eso precisamente se encarga Disfarduero.

 

Esta empresa se dedica a la venta y distribución de productos farmacéuticos de todo lo que puede necesitar una mujer mastectomitazada después de la operación, desde pañuelos y bañadores a prótesis exógenas, pasando por lencería especial.

 

Estas prótesis lo que hacen es "dar una simetría estética entre el pecho mastectomizado y el sano, además de equilibrar el peso del cuerpo", explica la gerente de Disfarduero, Ana Masa. "Se utilizan por motivos estéticos pero también de salud".

 

Respecto a las prendas de ropa íntima, la lencería o los bañadores "aportan seguridad a la mujer a la hora de moverse; feminidad en su intimidad; les reportan confianza. Están pensandos para sentirse femenina y cómoda después de la operación". Unas prendas que ayudan a "volver a sentirse guapa y atractiva".

 

Esto ayuda enormemente, porque sirven para "recuperar tu propia vida". "Sales a la calle sin diferencia con otras mujeres" que no han sufrido la operación y reporta "seguridad en ti misma que al final es lo que nos mueve a todos". Permite a la mujer llevar una vida completamente normal, acudir a su puesto de trabajo o pasar tiempo con sus hijos, además de la comodidad personal.

 

"Uno de los grandes problemas es la pérdida de intimidad personal, por lo que trabajamos con lencería lencera, sexy, que permita desenvolverse de manera normal", sentencia Masa. Estas medidas ayudan también a la recuperación del entorno familiar, que sufre mucho con el bajo estado anímico de las pacientes, "pero el verte segura de si misma, con confianza, ellos también recuperan la alegría". Una serie de productos que ayudan a la mujer a volver a sentirse mujer de pleno derecho a pesar de la mastectomía. A volver a verse guapa, aunque, sin duda, seguía siéndolo tras la operación.

Noticias relacionadas