Cyl dots mini

"Sólidas" bases para la investigación en la UVa, líder regional en generación de patentes, según un estudio

Facultad de Filosofía y Letras, en Valladolid.

Un estudio elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), organismo con una "amplia experiencia" en la realización de estudios de impacto económico de las instituciones académicas, destaca las "sólidas" bases para la investigación de la Universidad de Valladolid (UVa). Lo que se añade al hecho de que la de Valladolid es la primera universidad de Castilla y León en la generación de patentes ya que, tras multiplicar por diez desde 2015 estos derechos asociados a inventos o ideas, concentra el 43,8 por ciento del total de las creadas en la Comunidad.

 

Estas son las principales conclusiones del informe 'La contribución socioeconómica de la Universidad de Valladolid' según el cual la UVa devuelve a la sociedad 2,8 euros por cada euro que destina a su financiación. "Es una inversión socialmente rentable para el sector público", ha reivindicado el director de este informe, el catedrático José Manuel Pastor, para quien desde una perspectiva estrictamente financiera invertir en la investigación de las universidades es "socialmente rentable" para el conjunto de Castilla y León.

 

Según concluyen estos investigadores de Ivie, sin las contribuciones de la Universidad de Valladolid la renta per cápita de Castilla y León sería un 6,4 por ciento inferior a la actual con una contribución a la renta per cápita de 1.234 euros por habitante.

 

El informe también cuantifica el impacto de la UVa sobre el capital humano cuyo valor económico cuantifica en 3.202 millones de euros en el curso 2013/2014 a lo que añade que la formación de universitarios por parte de la UVA ha aumentado un 2,8 por ciento la tasa de actividad y reducido un 3 por ciento la tasa de paro en Castilla y León. "En términos absolutos puede establecerse que, sin su contribución, en Castilla y León habría 7.700 personas activas y 11.000 ocupadas menos", ha destacado Pastor.

 

Otra de las conclusiones de este informe es que las inversiones en I+D de 2001 a 2015 han posibilitado la generación de un capital tecnológico por valor de 387,9 millones de euros, de modo que la UVa es responsable del 11,3 por ciento del capital tecnológico de Castilla y León.

 

Para determinar el impacto socioeconómico de la UVa, el informe parte de un análisis del volumen y calidad de la actividad de esta universidad tanto en formación académica, como en investigación, transferencia y desarrollo tecnológico y determina que su producción científica ha crecido de manera sostenida desde el curso 2005 (63 por ciento de crecimiento) y todavía más en términos per cápita (69 por ciento de crecimiento).

 

Así, asevera que la UVa tiene unas bases para la investigación "sólidas", dado que la capacidad investigadora de su profesorado es superior al promedio de las universidades de Castilla y León "y ha resistido mejor que el promedio de universidades españolas las reducciones en los proyectos del Plan Nacional de Investigación".

 

También afirma que la institución académica vallisoletana tiene un papel notable en el ámbito de la transferencia al aglutinar el 66 por ciento de los contratos de I+D y consultoría de Castilla y León (muy superior a su peso) y con un importe por profesor que dobla la media de las universidades de la Comunidad.

 

En cuanto a la actividad docente, la investigación indica que, aunque la matrícula de grado ha caído alrededor de 25 puntos porcentuales como resultado de los cambios demográficos y un entorno adverso, la matrícula de máster ha crecido "de forma espectacular" y casi se ha multiplicado por 3,5.

 

Así, explica que su capacidad de atracción de estudiantes de otros entornos geográficos es "muy notable" (el 30 por ciento de los alumnos de grado procede de otras provincias o regionales) y "altísima" en los campus de Segovia y Soria. A esto se suma que los resultados docentes están en línea con el promedio nacional y regional, "con ligeras diferencias de resultados cuando el análisis se realiza por rama de conocimiento".

 

Respecto a sus recursos humanos, el estudio aprecia que la Universidad de Valladolid ha sufrido en mayor medida que la media de las universidades públicas presenciales las medidas de contención del gasto, lo que ha afectado especialmente a las plantillas de PAS y tien la menor ratio de PAS/PDI de las universidades de su entorno (45 PAS por cada 100 PDI).

 

Por último, el informe analiza el entorno socioeconómico de la UVa y concluye que Castilla y León muestra una propensión al empleo de titulados universitarios menor que la media de España "debida a la especialización relativa en actividades menos intensivas en el uso de ese tipo de trabajadores y al menor peso de los sectores de tecnología alta".

 

El informe encargado por el Consejo Social de la UVa cuyo presidente, Óscar Campillo, ha aprovechado para hacer un llamamiento a la necesidad de creer en las oportunidades de esta institución, que según ha asegurado, no se tiene que mirar en el espejo de nadie sino trabajar para mejorar los aspectos más oscuros para que sean más claros.

 

"Es un orgullo partir de esta base, hoy es una realidad muy brillante", ha sentenciado Campillo en la presentación de este informe en el que han participado el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el alcalde de Soria, Carlos Martínez; de la consejera delegada de Prosol, Rocío Hervella, y del vicerrector de Desarrollo e Innovación Tecnológica de la UVa, Celedonio Álvarez, en una mesa redonda junto con el presidente del Consejo Social y el rector de la UVa moderada por el director general de RTVCyL, Eduardo Álvarez.