Cyl dots mini

Solicitan 14 años de prisión para un matrimonio que vendía drogas en clubes de Valladolid y Burgos

Son los propietarios de los locales situados en Aranda de Duero y en Peñafiel.

El Ministerio Fiscal solicita penas que suman 14 años de cárcel para un matrimonio por vender droga en los dos clubes de alterne de los que son propietarios, ubicados en Aranda de Duero (Burgos) y Peñafiel (Valladolid).

 

En concreto, pide siete años de prisión para E.B.F, alias 'El Nano', y otros tantos para su esposa, G.P, conocida como 'Diana', propietarios y regentes de estos dos establecimientos que se sentarán en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Valladolid este jueves, 13 de julio.

 

En estos locales el fiscal considera que, además de realizar venta de bebidas, se ofrecen servicios sexuales de mujeres que trabajan en ellos de forma voluntaria, pero además los acusados se lucraban con la venta de drogas tanto a clientes como a empleadas, según el escrito de calificaciones provisionales al que ha tenido acceso Europa Press.

 

En enero de 2017 se realizaron sendos registros en el club 'El Castillo', de Peñafiel, y 'Mississippi 2', de Aranda de Duero, en los que se encontraron diferentes sustancias, cantidades de dinero, básculas y anotaciones que pudieran estar relacionadas con el tráfico de drogas.

 

En concreto, según explica el fiscal, en El Castillo, en las dependencias de dirección, se encontraron diferentes envoltorios con cantidades de cocaína que sumaban más de seis gramos netos. Además, en una cartera se encontraron 480 euros y en poder de 'El Nano' otros 550 euros en distintos billetes, que el Ministerio Público considera procedentes del tráfico de drogas.

 

De la misma forma, en este club se intervinieron ocho cartuchos sin detonar del calibre 9 milímetros y distintos cuadernos con anotaciones.

 

Por otro lado, en el club Mississippi 2, también en las dependencias de dirección del establecimiento y en el interior de un neceser dos bolsas que contenían cocaína, una báscula digital de precisión de color negro, una pequeña pesa y varios recortes de plástico y alambre de jardinería, así como varias bolsas con cocaína preparada para su venta con un peso neto total de algo más de diez gramos.

 

En dependencias de la oficina se intervinieron también una báscula de color gris, distintos cuadernos con cantidades y personas, algunas referidas exclusivamente a las chicas y los "pases". Asimismo, se encontraron 1.600 euros y, en la cocina, una katana.

 

Entre los dos establecimientos se han intervenido en total 5.750 euros y sustancia valorada en 491,19 euros.

 

Por todo ello, el Ministerio Fiscal atribuye a los acusados un delito contra la salud pública de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud con venta en establecimiento abierto al público.