Škoda Karoq: así es el sustituto del Yeti

La marca checa continúa con su ofensiva de producto. En este caso, nos presenta un SUV urbano que se posiciona por debajo del Kodiaq. Su lanzamiento está previsto para la mitad de 2017.

Con una carrocería que mide 4.382 mm de largo, 1.841 mm de ancho y 1.605 mm de alto, Skoda permanece en el universo de los SUVs urbanos con una nueva propuesta que se adapta a la perfección a los nuevos tiempos. Con el nuevo Karoq, la firma que pertenece al Grupo Volkswagen, pretende reforzar su presencia en uno de los segmentos que más está creciendo en los últimos años.

 

Su maletero es uno de sus puntos fuertes, pues plantea una capacidad de 521 litros. Esta cifra se puede incrementar considerablemente hasta los 1.630 litros si se abaten los respaldos de las plazas posteriores, mediante un sistema que la marca denomina VarioFlex. Graicas a esta solución, que se ofrecerá de manera opcional, se podrá contar con los tres asientos traseros totalmente independientes y ajustables individualmente. Asimismo, los asientos quitarse por completo para conseguir un volumen de hasta 1.810 litros.

 

Su gama de motores estará formada por cinco opciones (dos de gasolina y tres de diésel). Todos ellos, salvo uno Diésel, son de nueva factura. Con una gama de potencias que oscilan entre 115 CV y 190 CV, todos los propulsores son turboalimentados de inyección directa, y disponen de tecnología start-stop y recuperación de la energía de frenada. A excepción del motor diésel más potente, todos pueden combinarse con una caja de cambios manual de 6 velocidades o una DSG de 7.

 

A partir del acabado Ambition, este modelo se encontrará disponible, de manera opcional, con un selector de perfiles de conducción con los modos Normal, Sport, Eco, Individual y Snow (versiones 4×4). Además, habrá un modo Off-road con tracción total mejora que permitirá mejorar la conducción fuera del asfalto.

 

Su equipamiento será muy completo y ofrecerá avanzados sistemas de conectividad y navegación. Tampoco van a faltar un buen número de asistentes a la conducción para que la seguridad salga ganando. Entre lo más destacable, cabe mencionar el sistema de cambio de carril, un dispositivo que reconoce las señales de tráfico, un detector de ángulos muertos y un asistente de estacionamiento.

 

Otras novedades que no debemos pasar por alto, son el nuevo panel de instrumentos digital completamente programable -está disponible por primera vez en la marca- y los nuevos faros con tecnología Full-LED.