Sito Miñanco, el 'narco' reincidente que no se rehabilitó tras cuatro detenciones y 20 años en prisión

Sito Miñanco en imagen de archivo

La Policía Nacional ha detenido de nuevo este lunes a Sito Miñanco, el 'narco' gallego reincidente que no se rehabilitó tras cuatro detenciones y acumular 20 años de cárcel por varias condenas. 

José Ramón Prado Bugallo, conocido como Sito Miñanco, ha sido detenido este lunes en Algeciras (Cádiz). La Policía considera que se ha desarticulado la organización criminal liderada por este 'narco' de 62 años que comenzó a hacer dinero en la década de los años 80 dejando atrás su trabajo como mariscador furtivo en la Ría de Arousa.

En su Cambados natal --aquí ha sido detenida este lunes su hija-- comenzó a traficar con cocaína. Fue a su salida de prisión tras ser detenido por primera vez por contrabando de tabaco. Pasó seis meses en la prisión de Parda (Pontevedra) y otros dos en Carabanchel (Madrid).

Su salto al narcotráfico de cocaína lo dio tras contactar con miembros del Cartel de Medellín. Miñanco llegó a controlar la entrada de esta droga a Europa, principalmente desde Galicia, haciendo una fortuna que le llevó a convertirse en benefactor de diferentes iniciativas en su Cambados natal, entre las que destaca la compra del equipo de fútbol local, emulando a otros 'capos' de Sudamérica.

En 1994 Sito Miñanco volvió a ser detenido, esta vez en Madrid. La Audiencia Nacional le condenó a 20 años de prisión por tráfico de drogas y evasión de impuestos. El juez de la Audiencia Nacional lo acusó de liderar desde la cárcel de Valdemoro una red que continuaba el 'negocio', usando para ello un teléfono inalámbrico.

Sito Miñanco emprendió una disputa judicial por entender que el juez Garzón se excedió en las escuchas telefónicas. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) condenó en 2003 a España a indemnizarlo con 7.000 euros.

De los 20 años de condena, cumplió siete en prisión. En 2001 la Policía lo volvió a detener en su chalé de Villaviciosa de Odón (Madrid), donde se halló un sistema para controlar la posición de los barcos que transportaban droga gracias a varios teléfonos vía satélite, cartas marinas y un equipo electrónico de transmisión también por vía satélite.

En 2004 la Audiencia Nacional lo condenó a 16 años y diez meses de cárcel al considerarlo el líder de una organización internacional de narcotráfico. Ya entonces se le acusó de blanqueo de capitales. La prisión de Huelva informó en 2011 a favor de la concesión de un permiso penitenciario.

Noticias relacionadas