Sin sorpresas en Rioseco: David Esteban, del Partido Popular, nuevo alcalde del municipio

El alcalde, David Esteban, durante su discurso de investidura. FERNANDO FRADEJAS

El concejal de Ciudadanos no se sumó al pacto PSOE-Podemos para desbancar al PP del Ayuntamiento de Rioseco. José Manuel Margareto se votó a sí mismo. A pesar del empate, Esteban encabezaba la liosta más votada en las pasadas elecciones.

David Esteban, hasta ahora teniente de alcalde del Ayuntamiento de Medina de Rioseco, se ha convertido en el nuevo alcalde de la Ciudad de los Almirantes. Tras la renuncia de Artemio Domínguez, el Partido Popular ha propuesto a Esteban como regidor en el pleno extraordinario celebrado este viernes.

 

El acuerdo impulsado por el Partido Socialista y Rioseco Puede, que pretendía una alternativa al PP liderada por Julio Galván, no ha prosperado al no contar con el voto del concejal de Ciudadanos, que hubiera posibilitado una mayoría de concejales (6-5). Finalmente, Esteban ha sido proclamado alcalde gracias a encabezar la lista más vootada en las pasadas elecciones. El concejal de Ciudadanos, José Manuel Margareto, se votó a sí mismo. Minutos antes, el nuevo concejal popular, Rafael San José, tomó posesión del cargo ocupando el acta dejado por Artemio Domínguez.

 

David Esteban, ya proclamado nuevo alcalde, inició su discurso de investidura asegurando: “Qué inmenso honor y qué gran responsabilidad dirigirme a ustedes como Alcalde de Medina de Rioseco. La ciudad en la que di mis primeros pasos, la ciudad de la que soy vecino, la ciudad a la que amo y de la que me siento profundamente orgulloso”.

 

El nuevo alcalde, David Esteban, se acordó de sus tres antecesores en el cargo durante la etapa democrática: Manuel Fuentes, Eduardo Franco Felipe y Artemio Domínguez. “No sabéis lo importante que es contar con vuestros consejos, con vuestra experiencia y con vuestra presencia. Hoy y siempre. 45 años de experiencia al frente de este Consistorio son un manual al alcance de la mano, un servicio imponderable”, aseguró Esteban, quien tuvo palabras muy cariñosas para Artemio Domínguez, para los miembros de su grupo y del resto de partidos políticos de la localidad.

 

El nuevo regidor recordó que “los ciudadanos nos pidieron diálogo y consenso y nos reclamaron que trabajemos juntos”. Por eso conminó a todos los concejales a trabajar por Rioseco.Cuento con la sensatez, diligencia y laboriosidad de todos los ediles, también su lealtad con Rioseco. Un buen gobierno es imprescindible para que una ciudad despegue y avance, y la oposición siempre mejora la gestión de gobierno”, se refirió Esteban, quien sabe que no cuenta con mayoría absoluta y necesitará de acuerdos puntuales en su gestión en los próximos dos años.

 

El hasta ahora teniente alcalde, asume la gestión de Gobierno con esta comparativa universitaria: “Los votos, lo que hicieron, lo que hacen, es abrirnos la matrícula en la Universidad más hermosa posible, la de servir a nuestra ciudad. El examen, cada día. Evaluación continua. Sigamos en la tarea. Porque sabemos que ponerse de acuerdo es posible cuando los argumentos y las ideas se comparten. Ponerse de acuerdo es posible cuando las personas con las que participas de una negociación, tienen talante abierto y voluntad. También de superar las diferencias”.

 

Tras agradecer a su familia el apoyo constante, David Esteban, siguió hablando de cómo será su manera de actuar. “Hoy las mayorías no se ganan, hoy las mayorías se acuerdan”. “Ofreceré tantas explicaciones como sea preciso. No moveré piezas por capricho. No voy a aislarme, no me quedaré sentado en el despacho, va en contra de mi forma de ser, pero además sería un error imperdonable. Me perdería la conexión con vosotros, con gente que aporta ideas de mejora y expone sus quejas con naturalidad. No quiero defraudaros: no soy una persona excepcional, soy una persona normal y soy un ser humano con principios, acostumbrado a superar las dificultades, a trabajar con coraje y con decisión. Estoy convencido que la cercanía del problema va a ser definitiva para dar la solución”, explicó.

 

Tendió la mano también a la ciudadanía y al asociacionismo y quiso acordarse de los vecinos de Palacios de Campos a los que prometió “disposición, cercanía y mejorar la calidad de vida”. Por último, invitó a la sociedad riosecana y a los trabajadores municipales a realizar entre todos “un trabajo modélico”, para finalizar prometiendo poner “remedio a la necesidad” y rematando con una cita de Wiston Churchill, “no tiene sentido decir que lo hacemos lo mejor que podemos. Tenemos que lograr hacer lo que es necesario”, concluyó.