Sin sobres y en cualquier colegio: nuevas reglas sobre la marcha para el referéndum

Urnas y mesas en un colegio electoral.
Ver album

El Govern cambia las normas sobre la marcha y a minutos del inicio de la votación ante el cierre de muchos colegios. Asegura que tiene un censo que permite votar en cualquier colegio, no obligará a hacerlo en sobre y aceptará papeletas impresas en casa. Las urnas han llegado en coches particulares.

El portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, ha anunciado este domingo que el Gobierno catalán dispone de un "censo universal" que permitirá a los catalanes votar en cualquier colegio electoral de Cataluña y no necesariamente en el colegio que tengan inicialmente asignado. Este cambio de ultima hora significa una modificación de las reglas previstas en la ley del referéndum aprobada con los votos de la mayoría independentista en el Parlamento catalán.

 

En rueda de prensa, Turull ha explicado que se han visto obligados a impulsar esta estrategia porque "algunos" colegios electorales no podrán abrir este domingo, pero ha garantizado que han dispuesto un mecanismo electrónico que evitará que la gente pueda votar más de dos veces. "Podremos celebrar el referéndum; no como hubiéramos querido, pero podremos celebrar el referéndum con garantías", y ha añadido que se podrá votar sin sobre, aunque asegura que la gente sí encontrará papeletas en todos los puntos de votación y no tendrá que imprimírsela en casa necesariamente.

 

Las horas previas a la apertura de colegios en Cataluña para llevar a cabo el referéndum ilegal convocado por la Generalitat se ha caracterizado por la actitud pasiva de los Mossos d'Esquadra, que han incumplido sus propias directrices para que los lugares designados para votar estuvieran cerrados a las seis de la mañana.

 

Los mossos han empezado a hacer acto de presencia en algunos centros aproximadamente unos 45 minutos después de las seis de la mañana, la hora que el mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, fijó como límite para precintar los centros de votación y requisar urnas y papeletas, cumpliendo la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

 

Sin embargo, allí donde han acudido los agentes de la Policía autonómica, en unos casos se han marchado ante la oposición de la gente concentrada y en otros se han quedado en las puertas de colegios.

 

Las primeras urnas ha llegado pasadas las cinco de la mañana, cuando la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y otras entidades independentistas habían pedido que la gente se echara a la calle para, con su "resistencia pacífica", evitar la intervención de los Mossos. Los centros electorales están previstos que abran a las 9.00 horas.

 

 

URNAS SIN CONTROL Y EN COCHES PARTICULARES

 

Las urnas están llegando a las puertas de los colegios electorales en muchos casos en coches particulares y sin ningún control. Así ha ocurrido, por ejemplo, en el IES Poeta Maragall de Barcelona o en la Escuela de Idiomas de Sants. Los presentes han bromeado con que llegaban las "pizzas". En la ciudad de Lleida, un punto de votación ya tenía urnas dentro, a la espera de montar las mesas en los próximos minutos y de la llegada de miembros de mesas y de voluntarios, han informado testigos.

Noticias relacionadas