Sin reacción del Real Valladolid en Alcorcón

Casto se estira para despejar a córner una de las ocasiones del Pucela. LALIGA

El Pucela no pudo pasar del empate a cero frente al conjunto alfarero, en un partido en el que fue de menos a más, pero en el que no terminó de encontrarse cómodo.

AD ALCORCÓN: Casto; Laure, Pablo V., Hugo Álvarez, Bellvís; Toribio, Dorca; Sangalli (Bruno Gama, min. 62), Álvaro Peña, Mateo (Nono, min. 69); Álvaro Giménez (Jonathan Pereira, min. 77).

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano, Kiko Olivas, Calero, Borja Herrera; Borja, Luismi; Óscar Plano (Gianniotas, min. 66), Anuar (Míchel, min. 79), Ontiveros (Hervías, min. 74); Mata.

ÁRBITRO: Vicandi Garrido. Mostró tarjeta amarilla al local Toribio y al visitante Borja.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 30 de LaLiga 1|2|3, disputado en el Estadio de Santo Domingo (Alcorcón, Madrid) ante 2.160 espectadores.

Con la continuidad de Luis César en el banquillo del Real Valladolid, el conjunto blanquivioleta visitó al Alcorcón con el objetivo de hacer bueno el punto ante el Rayo en Zorrilla. Pero no lo consiguió, fruto de un tremendo atasco de ideas en la creación. No es para menos con un centro del campo formado por Borja y Luismi, ya que atacaron cuatro y defendieron siete. Por ello, el 0-0 final pareció justo por el reparto de puntos, aunque ambos conjuntos gozaron de ocasiones claras, entre las pocas que construyeron.

 

Tuvieron que pasar trece minutos para ver la primera jugada peligrosa, que resultó de una acción totalmente aislada. Ontiveros trató de sorprender a Casto con un disparo lejano y obligó al portero a despejar a saque de esquina. Una ocasión a la que respondió Bellvís diez minutos más tarde, sin que antes ocurriera algo destacable, con una volea que se marchó cerca de la portería de Masip.

 

Las imprecisiones por parte de los dos equipos hicieron que no hubiera jugadas profundas. De hecho, el Pucela abusó demasiado de los balones largos para buscar a Mata, que pareció una isla y encima estuvo bien encimado por los defensas rivales. Y es que fue el Alcorcón quien ganó comodidad con el paso de los minutos y puso en apuros a los blanquivioletas. Sobre todo con disparo de Mateo que tocó Masip lo justo para desviarlo al larguero, poco antes de la primera media hora de encuentro.

 

Precisamente, segundos antes de llegar al minuto 30, Óscar Plano rozó el gol con un lanzamiento directo de córner, que un atento Casto logró desviar por encima del larguero. El choque se animó en ese tramo, con llegadas a ambas áreas, pero con la ausencia del gol. Bellvís volvió a tenerla, en un balón suelto que golpeó, con un barullo de gente delante, y salió rozando el palo.

 

Se animó bastante el tramo final, en el que el centro del campo no fue un muro a derribar y se pasó de un área a la otra muy rápido. Eso sí, en todas tras todas esas acciones el resultado fue el mismo: 0-0. Con la igualada inicial se llegó al descanso, por lo que todo quedó para la segunda parte.

 

El Pucela regresó con fuerza del vestuario. Forzó la tarjeta de un rival y pudo hacer el 0-1, pero el remate magistral de Mata con el tacón se topó con la estirada de Casto. La cara de los blanquivioletas y la intención eran otras, ya que quiso hacerse con el control del partido para no llevarse más sustos. Aunque no lo consiguió evitar en un primer momento, puesto que Álvaro Peña inquietó a Masip con un disparo lejano que se marchó cerca de la meta.

 

Ontiveros, que en la primera parte fue, junto a Anuar, quien puso el picante en las acciones ofensivas, lo intentó con un par de peligrosos tiros que pusieron en apuros a Casto. A esas ocasiones se sumó otra de Mata, que peinó un centro desde la izquierda, pero cruzó demasiado su remate y este no encontró portería.

 

INTENTOS FINALES

 

Pero el Real Valladolid no podía confiarse porque cada llegada del Alcorcón era sinónimo de peligro. Así, un Dorca pudo abrir el marcador tras un centro desde la izquierda de Nono, pero el alfarero no logró contactar bien con el balón, por suerte para el conjunto pucelano.

 

Ya en la recta final, los dos equipos buscaron la victoria con las últimas fuerzas que les quedaban. Hervías y Gianniotas, que entraron desde el banquillo, protagonizaron una clarísima, en la que el griego no pudo rematar bien en el segundo palo el centro de su compañero.

 

Por parte del Alcorcón, Bruno Gama se convirtió en el revulsivo, con un par de acciones que volvieron a llevar el nerviosismo en los visitantes. Pero el asunto quedó ahí, ya que el 0-0 inicial no se movió y ambos equipos se repartieron los puntos.

 

Para el Pucela, el empate supone colocarse con 44 puntos y seguir a las puertas del play-off, al que no termina de engancharse. El próximo domingo, 18 de marzo (12:00 horas), recibirá a un Almería que viene de perder en casa contra el Rayo (0-1).