Sin acuerdo entre sindicatos de Auvasa y Ayuntamiento de Valladolid

A. MINGUEZA

CCOO y CSIF valoran negativamente la reunión mantenida este miércoles 1 de febrero, que se ha prolongado más de cuatro horas, por no haber avances. Desde la Concejalía de Movilidad apelan al informe de los técnicos para rechazar la propuesta de los trabajadores.

La reunión de más de cuatro horas mantenida entre los representantes de los trabajadores de Auvasa y el Ayuntamiento de Valladolid no ha aportado novedades y la situación sigue estancada. El sentimiento de los sindicatos es que el consistorio está entroncado en el no mientras que la Concejalía de Moviidad, con Luis Vélez al frente, apela al informe de los técnicos para considerar que la propuesta de los trabajadores no es viable.

 

"Nuestra valoración muy mala, han rechazado nuestra propuesta sin darnos ningún razonamiento, simplemente porque dicen que los costes no son asumibles pero sin dar cifras, sin pormenorizar" afirma José Luis Bustelo, representante de Comisiones Obreras, quien reconoce que de la reunión ha salido "disgustado y desilusionado, no hemos llegado ni a una mínima mejora, es surrealista". "Salimos de la reuniones con la sensación de que nos toman el pelo, se han enrocado en que los técnicos tienes razón. Y nos cansamos de repetir que esto se puede hacer, pero nos chocamos contra un muro" defiende Bustelo, quien opina que "solo piden responsabilidades a los trabajadores, la empresa se ha basado en el ahorro y cuando eso pasa renuncias a dar calidad, y subes las frecuencias, y la gente se da cuenta".

 

"No quieren asumir los fallos organizativos, su cerrazón es incomprensible. Después de estar en huelga, después de decir muchas mentira para echarnos a la gente encima, ¿quieren que nos olvidemos? Nosotros queremos estar mejor organizados y poder dar mejores servicios, y los trabajadores han dado muchas propuestas porque estamos en la calle y vemos lo que hay", sentencia Bustelo.

 

La misma valoración negativa hace Alfonso García, del sindicato CSIF, quien profundiza sobre el rechazo del Ayuntamiento a su propuesta: "Han dicho que no lo ven viable y no han hecho ningún acercamiento. Y nuestra propuesta sí es viable pero cortando la manga ancha".

 

Y García explica muy descriptivamente a qué se refiere con esa manga ancha: "El principal probema es que estamos escasos de contratación y para suplirlo lo que hacen es llamar a trabajadores que están en plantilla para que trabajen en sus días libres. Eso ha provocado que la empresa deba 1.033 días a sus trabajadores, que se van devolviendo. Y la empresa sabe qué días solemos pedir de descanso y lo que hace es cargar a más gente esos días, en previsión. Hay días que si fuéramos todos a trabajar estaríamos sentados porque no hay autobuses para todos. La conclusión es que los calendarios están adulterados porque no reflejan las necesidades del servicio sino que busca curbir puestos". 

 

¿Y qué dice el Ayuntamiento? Luis Vélez, el Concejal de Movilidad, explica que durante la reunión "hemos presentado la respuesta a la propuesta de los trabajadores, que supone un avance en algunas cosas pero que no es posible su aplicación tal y como se plantea". 

 

EL INFORME DE 18 PÁGINAS

 

Para respaldar la opinión del Ayuntamiento este ha presentado un informe de 18 páginas "en el que se detallan las razones del por qué no se puede aplicar -según Vélez-, la empresa ha respondido las cuestiones ténicas explicando las razones". "El contenido de ese informe es literatura, no explica nada" alega Bustelo, quien dice que el Ayuntamiento "siemplemente se queda con que se fía de los técnicos".

 

¿CUÁLES SON LOS SIGUIENTES PASOS?

 

El viernes el Comité de Empresa celebrará un pleno extraordinario para decidir qué postura tomar, si continuar con la negociación en los mismos términos, o incluso volver a convocar paros como los que ya se produjeron.   

 

"La propuesta del Ayuntamiento es seguir hablando. Pero a cualquier acuerdo que lleguemos ahora va a implicar modificar todos los calendarios, y eso nos lleva cuatro meses. Ya tendríamos que estar negociando 2018" reconoce García. 

 

Por su parte Luis Vélez adelanta que "no hemos quedado en una próxima reunión pero hemos quedado en hablar" al mismo tiempo que pone el foco en otros frentes que tiene abiertos Auvasa: "Estamos dedicando mucho tiempo a esto y hay otras cosas que merecen que las dediquemos mucho más, como el tema de la reestructuración o la aplicación de la sentencia (sobre los descansos durante la jornada), que son otros retos que tiene la empresa por delante".