Simancas ya depura sus aguas en la EDAR de Valladolid tras una inversión de la Junta de más de 2,4 millones

El alcalde de Simancas, Alberto Plaza, junto al consejero Suárez-Quiñones, en la visita al municipio.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado este viernes las obras que han permitido conectar el sistema de depuración de la localidad de Simancas con la estación depuradora de Valladolid. 

Las obras, que se han ejecutado en un plazo de 18 meses y con un coste de más de dos millones de euros, han consistido en la puesta en funcionamiento de tres emisarios: uno por la margen derecha del río Pisuerga, que cruza por debajo del río y recoge las aguas residuales del casco histórico de Simancas; un segundo emisario por la margen izquierda, desde el puente medieval hasta la antigua depuradora de Entrepinos, para recoger las aguas residuales de esta urbanización y de la urbanización Panorama -ambos colectores se unen en el pozo de reunión llamado U-1-; y un emisario general que discurre por el Camino Viejo de Simancas hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Valladolid. A este tramo se incorporan las aguas residuales de las diferentes urbanizaciones del entorno del Camino Viejo y el agua residual procedente del futuro polígono industrial.

 

El recorrido de estos colectores se ha visto reforzado con cinco estaciones de bombeo, en Entrepinos, El Pichón, Casco Antiguo, margen izquierda y el final unificado hasta la EDAR de Valladolid, ubicada en el Camino Viejo de Simancas.

 

La obra está dimensionada para atender las necesidades de una población de 28.000 habitantes equivalentes, con un futuro caudal máximo de más de 12.500 metros cúbicos diarios. Durante su ejecución se excavaron en zanja más de 27.000 metros cúbicos y se desplegaron más de 10.000 metros de tubería de fundición y casi 3.800 metros de tubería de pvc.

 

La puesta en servicio de esta nueva red de depuración soluciona la carencia de depuración del casco urbano de Simancas y alivia el poco satisfactorio funcionamiento de las pequeñas estaciones de tratamiento de las urbanizaciones de su periferia. Además su conexión a la EDAR de Valladolid permite un mayor y mejor aprovechamiento de esta infraestructura de depuración, ya que el agrupamiento permite obtener mayores garantías de funcionamiento y beneficiarse de las economías de escala que se producen, ahorrando costes de explotación y mantenimiento.

 

Actualmente las localidades de Arroyo de la Encomienda-La Flecha, Laguna de Duero, Puente Duero-Pinar de Antequera, Zaratán y ahora Simancas depuran sus aguas residuales en la EDAR de Valladolid, y la localidad de La Cistérniga lo hará en breve, con un proyecto ya en fase de redacción, infraestructuras que han supuesto 19 millones de euros de inversión.

 

La depuración de las aguas residuales de Simancas supone además un avance en la consecución del objetivo de depuración de las 198 aglomeraciones urbanas de más de 2.000 habitantes equivalentes en Castilla y León, garantizada ya en más de un 97 %, dando cumplimiento así a las exigencias comunitarias. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente mantiene ahora mismo actuaciones en 40 municipios, con una inversión de 75 millones de euros que completaran estos objetivos de calidad de los vertidos antes de finalizar la legislatura.

Noticias relacionadas