Cyl dots mini

Simancas aprovecha su cercanía a Valladolid para convertirse en referente cultural

Aprovechar los recursos turísticos e incidir en la música como hilo conductor es el ambicioso proyecto del municipio, que ha visto en los grandes núcleos de población de su alrededor una oportunidad para atraer turistas y dar a conocer la villa.

Simancas se ha propuesto ser un referente cultural de la provincia de Valladolid. Y lo quiere hacer de cara a la capital, aprovechando la sinergías y sobre todo los cerca de 400.000 habitantes que residen en la ciudad del Pisuerga y en su área metropolitana, con pueblos como Arroyo y Laguna que rondan o superan los 20.000 ciudadanos.

 

El concierto de Miguel Bosé que el pasado sábado 1 de julio de 2017 reunió a 5.000 personas es solo la punta del iceberg del proyecto que está construyendo la villa. "La idea es hacer un plan estratégico de turismo basado en la cultura" reconoce su alcalde Alberto Plaza, que desgrana las líneas maestras de la idea: "Queremos abrir más nuestros recursos turísticos y todo el patrimonio, como el Archivo, la Iglesia del Salvador junto a su claustro, el puente medieval o el yacimiento arqueológico de los Zumacales".

 

Y para exhibir y dar a conocer la historia y la cultura, se quiere "incidir en la música como hilo conductor". La Escuela Municipal de Simancas cuenta, según cifras aportadas por el alcalde, con 215 alumnos y once profesores "de gran nivel", además de un coro de gospel "referente, y que lleva el nombre de Simancas por otros municipios".

 

"Creemos que de la mano de la Escuela y aprovechando los diferentes espacios culturales se puede hacer un plan importante" se reta Alberto Plaza, quien destaca "el festival de atardeceres en el Archivo, el próximo día 22 tendremos las veladas en el Castillo, y queremos usar mucho más el espacio de la Vaguada que cuenta con 315 butacas y puede dar mucho juego".

 

Todo ello para hacer más atractivo el municipio y, de la mano de la gastronomía, uno de los principales atractivos, atraer visitantes y hacer que estos "estén más tiempo en Simancas". Actualmente, tal y como explica Plaza, "el turista que llega hasta ahora pasa unas horas en el municipio, y queremos ampliar ese tiempo con actividades culturales y con la oferta gastronómica".

 

PLAZA CON EL ALCALDE DE VALLADOLID ÓSCAR PUENTE, EN EL CONCIERTO DE BOSÉ

 

TRABAJAR DE CARA A LA CAPITAL

 

El objetivo es dar un impulso a Simancas, que este muncipio sea conocido y reconocido como faro cultural. Para ello Plaza cree fundamental "trabajar de cara a la capital, tenemos una población en un radio de diez kilómetros que casi alcanza los 400.000 habitantes y eso no se puede perder de vista" ya que además considera que "es una población deseosa de actividades en el entorno, prueba de ello es ver cómo funciona el chiringuito de la Baruva".

 

Según sus datos, casi "7.000 personas han pasado por el ciclo de atardeceres -Simancas cuenta con 5.200 habitantes según el INE más reciente- y es un formato que vamos a repetir de cara al año que viene" analiza Alberto Plaza, quien ya busca artistas que puedan venir para el próximo verano.

 

"Sabemos organizar conciertos de grandes dimensiones, el campo de fútbol es un lugar perfecto para este tipo de actuaciones, y en el caso de Bosé el público ha valorado positivamente no solo la actuación sino los aparcamientos, la salida del tráfico, el servicio de Auvasa (especial, para esta ocasión)... y la repercusión para el municipio ha sido muy importante en lo económico, el día del concierto los restaurantes estaban completos y la actividad en el municipio ha sido muy grande", concluye Plaza.

Noticias relacionadas