Silvia Clemente conecta la rebelión de las mujeres de Simancas en tiempos de Ramiro I con las concentraciones contra 'La Manada'

La presidenta de las Cortes de Castilla y León la "búsqueda de la igualdad y los derechos de la mujer en el mundo actual" dos días después de conocer "con preocupación" la decisión de poner en libertad provisional a los miembros del grupo.

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha destacado la "perfecta conexión" entre la rebelión de las doncellas de Simancas en tiempos de Ramiro I y la "búsqueda de la igualdad y los derechos de la mujer en el mundo actual" dos días después de conocer "con preocupación" la decisión de poner en libertad provisional a los miembros de La Manada.

 

Clemente, que ha participado en calidad de Magistrada en la recreación histórica de 'La Jura del Rey Ramiro I', que se celebra en Simancas (Valladolid), ha ensalzado el papel de las mujeres al describir esta conmemoración como un "homenaje a la esencia y valentía de las simanquinas y como un gesto que, más allá de lo festivo, trasciende y reivindica los derechos de las mujeres".

 

Según la tradición, en tiempos de Ramiro I correspondía a la Villa de Simancas contribuir con siete doncellas al tributo que se entregaba al emir Abderraman II. Exigido su pago, las siete jóvenes simanquinas decidieron rebelarse contra esta imposición y prefirieron amputarse una mano antes que convertirse en moneda de cambio y vivir como esclavas.

 

La reacción a este "gesto de valentía", ha recordado la presidenta en un discurso recogido por Europa Press, provocó la legendaria Batalla de Clavijo, en la que las tropas cristianas de Ramiro I derrotaron a las de Abderraman II, logrando también el compromiso del monarca de abolir para siempre el famoso Tributo de las Cien Doncellas representado en el juramento que se recrea en este acto.

 

Los siglos medievales fueron tiempos "difíciles" para las mujeres sometidas a la realidad siempre injusta y muchas veces "trágica" de una sociedad hecha, en la mayoría de los casos, a la medida del hombre. La "misoginia" y los "prejuicios" dejaban a la mujer "relegada y silenciada" y nada era fácil para aquellas que soñaban con desarrollar su talento, o que decidían arriesgarse a coger otra senda distinta a la establecida, ha lamentado Clemente.

 

A pesar de ello en esa época surgieron personalidades de singular relevancia en la historia de España y de Castilla y León, y que demostraron su determinación para decidir y ser dueñas de su destino como María de Molina, una de las reinas "más determinantes" de la Edad Media; la reina Isabel la Católica, que pese a todos los obstáculos que encontró para acceder al trono, supo gobernar con "determinación e inteligencia", y llevar el proyecto político de Castilla a una dimensión "nacional y universal".

 

COMPROMISO

 

También ha destacado los de otras mujeres comprometidas con los derechos y las libertades de la Comunidad, como la comunera María Pacheco, joven noble y culta que tras la muerte de su marido el general Juan Padilla, fue fiel a sus ideas y continuó luchando hasta perderlo todo. Junto a ellas, muchas mujeres anónimas han contribuido con sus actos a cambiar la percepción del mundo, como demuestra la hazaña de las siete mujeres de Simancas.

 

Planteamientos que, a su vez, conectan con los de una sociedad moderna que aún hoy rechaza la violencia y el sometimiento ante las situaciones de abuso que sufren miles de mujeres en el mundo, y que se ha expresado con rotundidad a través de las multitudinarias manifestaciones seguidas en más de 50 países con motivo de la celebración en 2018 del Día Internacional de la Mujer.

 

Asimismo, ha destacado movimientos como el conocido #MeToo que recientemente han popularizado conocidas actrices de cine que han sido víctimas de agresiones sexuales y de acoso en el marco de su actividad profesional, han removido la conciencia colectiva y marcado un punto de inflexión en la denuncia y concienciación de la sociedad ante situaciones de discriminación y explotación que sufre muchas mujeres.

 

PREOCUPACIÓN POR LA SENTENCIA DE LA MANADA

 

Por otro lado, Clemente ha recordado que este jueves conocía "con preocupación" la decisión de poner en libertad provisional a los miembros de La Manada acusados por abusos sexual a una joven durante las fiestas de San Fermín. "Cuando una mujer no acepta una relación sexual, cuando no consiente es suficiente. No hay que explicar la negativa. No se puede exigir más", ha zanjado la presidenta.

 

A su juicio, "la puesta en libertad de los que cometieron estos hechos no se puede entender desde el sentido común. Y eso es suficiente para que no se aplique una justicia que vaya en contra de este sentido. Y si tenemos que aplicar criterios y una formación más adecuada de los jueces para que tengan un mejor conocimiento de la realidad social tendremos que asegurar las medidas que permitan alcanzarlo".

 

Un camino que, según ha indicado Clemente, las mujeres deben "recorrer juntas y que debe desembocar necesariamente en una igualdad asumida sinceramente por toda la sociedad desde la tolerancia, el respeto y el reconocimiento que la mujer merece y con el compromiso de defender su libertad y sus derechos como garantía de progreso y bien común para todos".

 

En síntesis, Clemente ha afirmado que este es un "momento decisivo" para los derechos de la mujer y que así lo está percibiendo la sociedad que ha decidido "alzar la voz" para reclamar un cambio real ante desigualdades históricas y a la hora de impulsar un mayor empoderamiento de la mujer como aportación fundamental para alcanzar una sociedad "verdaderamente igualitaria".