Silvia Arderius y Ana Vergara dejan el Aula Valladolid

La central ficha por el Bera Bera con la ambición de ganar títulos, mientras que la vallisolenta se instalará en Madrid por motivos académicos.

Dos de las jugadoras más importantes del Aula Valladolid en las últimas temporadas se han despedido de manera oficial del conjunto vallisoletano. Ambas jugarán su último encuentro con la elástica del equipo de Pajarillos este sábado en Baracaldo ante el Prosetecnisa Zuazo pero antes han querido decir adiós públicamente.

 

En una emotiva rueda de prensa celebrada este jueves 25 de mayo en el Pabellón Huerta del Rey tanto Silvia Arderius como Ana Vergara han señalado que echarán de menos la ciudad pero, sobre todo, el equipo. Las dos han coincidido en que “los valores de este club son únicos en el mundo del deporte y todos deberían tomar ejemplo”. Por eso, en sus palabras de despedida se ha notado, además de emoción, cierta tristeza a la hora de haber tenido que elegir abandonar el conjunto vallisoletano.

 

Ha comenzado la emotiva comparecencia la central Silvia Arderius que tras dos temporadas como principal anotadora del equipo, jugará la temporada que viene en el Bera Bera de San Sebastián. “Ha sido una decisión muy complicada. Me ha tocado pensarlo mucho. Estaba muy a gusto aquí pero creo que en Valladolid he llegado a mi techo como deportista hasta la fecha. Voy a Bera Bera con el objetivo de seguir creciendo e intentar ganar títulos. Sin duda, han sido mis dos mejores años como deportista y me han ayudado crecer deportivamente muchísimo. Jamás pensé que llegaría a alcanzar el nivel que tengo ahora”, decía la madrileña.

 

Después, turno para una emocionada Ana Vergara que deja el equipo de toda su vida. “Llevo con Miguel Ángel Peñas y con algunas de las jugadoras 14 años. Para mí, tomar la decisión ha sido muy complicado. Me marcho para continuar creciendo, en mi caso, desde el punto de vista académico y profesional, ya que me marcho a Madrid a seguir estudiando para prepararme de cara al futuro. Dejo aquí muchos amigos y sólo pido que el equipo pueda recibir más apoyos para poder seguir creciendo. El Aula es mi vida y aquí he vivido mis mejores momentos. Gracias a todos los que hacen posible que Aula sea como es”, decía la pivote vallisoletana que aún no ha decidido si seguirá ligada al mundo del balonmano el año que viene en tierras madrileñas.

Noticias relacionadas