Cyl dots mini

Siete vallisoletanos con diabetes participan en el reto de caminar hacia Santiago de Compostela

Algunos de los participantes que forman parte de la iniciativa.

El entrenamiento para preparar este Reto ha comenzado con una caminata entre Medina del Campo y Palacio de las Salinas.

Durante los próximos cuatro meses, siete vallisoletanos con diabetes tipo 1 y tipo 2 participará en un programa de entrenamiento físico para preparar el ‘Reto Camina por la Diabetes a Santiago’. Se trata de una iniciativa a nivel nacional promovida por la Fundación para la Diabetes con el apoyo de Novo Nordisk, y que en Valladolid cuenta con la colaboración de la Asociación Diabetes Valladolid (ADIVA).

 

Esta campaña de concienciación tiene como principal objetivo cambiar la mentalidad del mayor número posible de personas con diabetes, motivándoles e inculcándoles la necesidad de incorporar el ejercicio físico a su vida cotidiana y, al mismo tiempo, transmitirles el mensaje de que con diabetes se puede hacer deporte y superar cualquier reto.

 

Este ambicioso proyecto consta de dos itinerarios diferentes -el Camino Portugués y el Camino Navarro- y ambos contemplan este periodo de entrenamiento previo supervisado por uno o varios médicos o educadores.

 

En el caso del Camino Portugués, además de estos siete vallisoletanos, participarán un grupo de personas con diabetes de Zaragoza, Zamora, Orense, Madrid, Valencia y Oviedo, entre otras. Aunque en diferentes ciudades, todos ellos realizarán el mismo programa de entrenamiento, y del 2 al 9 de junio participarán juntos en siete etapas del Camino de Santiago entre la localidad de Tui y Santiago de Compostela.

 

En paralelo, en el segundo itinerario participará otro grupo de personas con diabetes de asociaciones de Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y el Bierzo, entre otras. Su recorrido del Camino Navarro, de seis etapas, comenzará el 27 de mayo en Roncesvalles y finalizará el 3 de junio en Logroño.

 

Participantes de este ‘Reto Camina por la Diabetes 2018’ formarán parte de un estudio científico que analizará los beneficios de realizar actividad física en la mejora del control de la diabetes tipo 2 tanto durante el programa de entrenamiento como en las diferentes etapas del Camino de Santiago. Esta investigación será coordinada por Serafín Murillo, asesor en Nutrición y Deporte de la Fundación para la Diabetes, e investigador en la Unidad de Diabetes y Ejercicio del CIBERDEM del Hospital Clínic de Barcelona. En su opinión, “la práctica de ejercicio físico de forma regular tiene muchos efectos beneficiosos para los pacientes con diabetes, incluso más allá de los relacionados con la mejora del control glucémico”.

 

En las diversas caminatas se contará con la asistencia voluntaria de distintos profesionales de la salud relacionados con esta patología como médicos, enfermeras, fisioterapeutas y dietistas, entre otros. Además, después de cada jornada del Camino se realizarán sesiones formativas, en las que los participantes podrán compartir experiencias y aprender a controlar mejor su diabetes.