Sidy Ndiaye reclama en Valladolid ayuda para que los jóvenes de Senegal no emigren a Europa
Cyl dots mini

Sidy Ndiaye reclama en Valladolid ayuda para que los jóvenes de Senegal no emigren a Europa

E.P.

El senegalés, que tardó tres años en llegar a España, ha creado una organización enfocada a contribuir a que las personas encuentren un medio de vida en su país y eviten así el peligroso camino de la migración.

Sidy Ndiaye, inmigrante senegalés que tardó más de tres años en llegar a España desde el continente africano, ofrecerá este viernes 26 de mayo en Valladolid una conferencia para reclamar ayuda para la entidad que ha creado con la que trata de ayudar a jóvenes de su país natal a encontrar un medio de vida en la agricultura y evitar así que quieran iniciar el largo camino de la migración.

 

Según han informado a Europa Press fuentes de la organización, Ndiaye estará este viernes en el Aula Triste de la Universidad, plaza de Santa Cruz, junto al museo de Arte Africano.

 

Sidy Ndiaye salió de su país con 22 años y tardó tres en llegar a España "tras una durísima aventura, en la que perdió entre otros a su mejor amigo". Desde hace años dedica su vida a frenar la inmigración en origen para lo que ha creado una organización con la que ayuda a las familias a tener un medio de vida en Senegal a través de la agricultura y la ganadería.

 

Además, viaja con frecuencia para recoger a chicos que se han quedado por el camino y facilitar su regreso a Senegal.

 

Ndiaye está en Valladolid porque, según la organización, "necesita ayuda urgente", pues en Senegal padecen problemas de sequía y si no construye pozos perderán las cosechas, con lo que las familias a las que ayuda perderán su modo de vida y él perderá su credibilidad para poder seguir desarrollando su trabajo, que lleva a cabo a través de una entidad constituida con chicos que han sufrido un infierno en su salida en patera y a las que ha recogido para que con su testimonio frenen a otros que desean salir

 

En el comunicado han explicado que Ndiaye y sus colaboradores van a la embajada de España en Senegal, "donde los mafiosos captan a los senegaleses que desesperados por no conseguir papeles comprometen su vida" y les tratan de convencer de que no merece la pena, que la vida en Europa será "muy dura" para ellos "sin trabajo, sin papeles, sin conocer el idioma y sin medio de vida".