Sí Se Puede Valladolid propone votar a proyectos continuistas con lo iniciado en 2015 en el Consistorio

Miembros de Sí Se Puede Valladolid.

Los representantes de Sí Se Puede concluyen la presente legislatura con "un balance positivo" de la labor que han desarrollado tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación.

Sí Se Puede Valladolid, grupo municipal del Ayuntamiento de Valladolid que desaparecerá de la Corporación al término del mandato que concluye, ha destacado su aportación en la construcción de "los nuevos modelos de ciudad y provincia" en estos cuatro años y ha animado a los vallisoletanos a votar por proyectos "progresistas" que "den continuidad a la labor iniciada en 2015".

 

En un comunicado recogido por Europa Press, la formación que se presentó a los comicios municipales de hace cuatro años como partido instrumental de Podemos, ha hecho balance del mandato en el que propiciaron la investidura del actual alcalde socialista, Óscar Puente, y su portavoz, Charo Chávez, ha tenido un puesto en la Junta de Gobierno. Ahora, después de que los tres ediles que forman el grupo se dieran de baja de Podemos tras un conflicto interno con la estructura local del partido, la que fuera candidata a la Alcaldía de Sí Se Puede figura en el puesto cuarto de la lista municipal del PSOE.

 

Los representantes de Sí Se Puede concluyen la presente legislatura con "un balance positivo" de la labor que han desarrollado tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación, instituciones a las que recuerdan que llegaron en el año 2015 "sin experiencia política ni de gestión y en las que se han realizado distintas aportaciones, algunas de ellas de gran calado".

 

En estos cuatro años, han recalcado, han contribuido a la construcción de "nuevos modelos para la ciudad y la provincia" centrados en la ciudadanía y sus necesidades y caracterizados por la "sostenibilidad, la justicia, la innovación, la solidaridad y la defensa de los servicios públicos".

 

La formación, que como ya anunció el pasado mes de febrero en la que Chávez comunicó formaría parte de la lista del PSOE al Ayuntamiento, no se presentará a las elecciones municipales del próximo domingo, 26 de mayo, en las que consideran "imprescindible" que la ciudadanía acuda a las urnas y opte por las candidaturas "progresistas" que "ya han trabajado en esta línea a lo largo de cuatro años".

 

En su balance, los representantes municipales de Sí Se Puede -Charo Chávez, Gloria Reguero y Héctor Gallego, que también ha sido diputado provincial- reconocen que "la inexperiencia" marcó la primera parte de la legislatura, así como la "constante inestabilidad" que, en su trabajo diario, reconocen que les han generado los "conflictos internos con Podemos".

 

Pese a todo ello, han destacado que "su labor y su vocación constructiva" les han llevado "no solo a proponer proyectos de gran relevancia que ya cuentan con entidad propia", entre los que han señalado el Plan de Retorno del Talento, el de inserción laboral para víctimas de violencia machista o en riesgo de exclusión por razón de género o la apuesta por la Economía Circular, o impulsar políticas contra la pobreza energética, de defensa de los derechos de los animales y "en favor de otra forma de promover y gestionar la cultura en nuestra ciudad sino a apoyar todas aquellas medidas que redundaban en la apertura de Valladolid y en la mejora de la calidad de vida de sus vecinos".

 

INTENTO DE "PATRIMONIALIZAR"

 

De hecho, han defendido que "la mayor parte de los logros alcanzados en los últimos cuatro años por parte del equipo de Gobierno" no habrían visto la luz sin los votos de los tres concejales del Ayuntamiento, por lo que han reprochado que ahora otros partidos "intenten patrimonializar en la campaña electoral" durante la presente campaña municipal.

 

De este modo, "con aciertos y también con errores en determinados momentos", Sí se Puede Valladolid entiende que ha desempeñado "un papel fundamental en la gestión diaria de la ciudad para así dar respuesta al papel que la ciudadanía le otorgó en el año 2015".

 

En la Diputación, han apuntado, la situación ha sido distinta, pero recalcan que Sí se Puede "ha llevado al pleno de la Institución medidas y proyectos nunca planteados para los vecinos de la provincia, como los planes de Retorno del Talento o de Vivienda de Alquiler Social".

 

Asimismo, consideran que han sido "contundentes" en su petición de disolución de entidades paralelas como Sodeva, "cuya opacidad y dudosa gestión ha quedado patente en el transcurso de la Comisión de Investigación sobre Meseta Ski".

 

De este modo, el balance de estos cuatro años de gestión es positivo para Sí se Puede y, "más allá de los posibles errores cometidos, también lo ha sido para Valladolid", que por todo ello creen que "merece que en los próximos cuatro años avancen muchas de las iniciativas emprendidas desde 2015 y que, desde una visión municipalista y progresista, han conseguido que la ciudad comience a avanzar por la senda de las grandes urbes mundiales".

 

Por último y pese a que Sí se Puede no concurrirá a las elecciones, sus integrantes han afirmado que, desde el lugar en el que cada uno esté tras el 26 de mayo, continuarán su trabajo por "el modelo de ciudad y provincia abierta, ilusionante, respetuosa, innovadora y tolerante en la que creen y que quieren".