Sí Se Puede propone una mesa contra el cambio climático integrada por instituciones y organizaciones

El Grupo Municipal Sí se Puede Valladolid propondrá en el próximo pleno, fijado para el 9 de enero, la creación de una Mesa de Actuación contra el Cambio Climático que, integrada por todas las administraciones implicadas y por representantes de organizaciones y colectivos del ámbito medioambiental, planifique de manera coordinada y conjunta acciones a corto, medio y largo plazo para frenar el avance del cambio climático.

 

La creación de esta mesa de trabajo con representantes de distintas instituciones públicas y de organizaciones y colectivos permitirá tratar conjuntamente, aunando esfuerzos, tanto las medidas de aplicación más inmediata para afrontar las consecuencias del cambio climático como las estrategias a seguir a largo plazo para minimizar al máximo sus efectos.

 

"El cambio climático es uno de los principales retos a los que se enfrenta el planeta y desde el ámbito local hay mucho que decir pero sobre todo, mucho que hacer. Por ello proponemos la creación de esta Mesa de Actuación que, con distintas voces y perspectivas, permita planificar y ver lo que Valladolid puede hacer para mitigar los efectos desde ámbitos como el medioambiental pero también el urbanístico, el de la movilidad o incluso el económico", destaca la portavoz de Sí se Puede Valladolid, Charo Chávez.

 

Dada la relevancia social que este tema tiene, como se ha puesto de manifiesto en los últimos meses tras las decisiones tomadas por el Ayuntamiento para reducir los niveles de contaminación o limitar el uso del agua ante la situación de sequía, Sí se Puede Valladolid propone también el establecimiento de canales para difundir los trabajos realizados por la Mesa de Actuación y hacer partícipe y conocedora a la ciudadanía de la magnitud del reto al que el planeta se enfrenta.

 

En este sentido, cabe recordar que el cambio climático es un fenómeno incuestionable cuyo avance está generando importantes perjuicios en muchos países que ya se ven gravemente afectados por sequías, deforestaciones, desertificación y por desastres naturales incontrolables.