Sí, Brad Pitt estuvo en la SEMINCI de Valladolid

Brad Pitt

A escasos días de que se decida si se celebrará este año o no una nueva edición de la Semana Internacional del Cine, hay varias anécdotas y rumores sobre ella desde su creación en 1956

A pocos días de que el Ayuntamiento de Valladolid decida qué pasará con la Semana Internacional del Cine –se ha fijado como fecha tope el 10 de octubre, dado que esta empezaría el 24-, son muchas las historias, habladurías y rumores que rodean al evento cinematográfico más importante de la ciudad. Seguro que lo ha escuchado mil veces; Brad Pitt, uno de los actores más carismáticos de la pantalla en la actualidad, estuvo en ella hace muchos años. Pues sepa usted que sí, que efectivamente estuvo aquí.

 

Hay que remontarse al año 1991, prácticamente treinta atrás, cuando el de Shawnee, Oklahoma, que por aquel entonces tenía 27 años, se plantó en Valladolid para ‘defender’ uno de sus primeros trabajos; ‘Thelma y Louise’. Apenas llevaba unos años en su labor profesional de actor y, claro, este pasó bastante inadvertido pese a que las críticas ya hablaban de él como un gran intérprete con mucho futuro.

 

Todo se desarrolló en el Teatro Calderón, como sigue siendo en la actualidad, con una normalidad y naturalidad pasmosa que ahora casi hasta asusta, dada la magnitud y reconocimiento mundial que tiene a día de hoy Pitt. Se subió al escenario del espacio cultural como cualquier otro, ya que el director Ridley Scott sí que no vino, y recibió la Espiga de Oro de la SEMINCI, el galardón con más solera del Festival. Ahí es nada.

 

Quienes estuvieron allí con él y diferentes miembros de la prensa coinciden en la impresión que dejó los días en que hizo de Valladolid su casa; una persona cercana, nada pretenciosa ni presuntuosa. “Claro, todavía no era nadie”, pensarán los más críticos. Pero la cuestión es que para aquel entonces ya había participado en películas como la comedia ‘Happy Together’ y en un papel principal en la película de terror ‘Cutting Class’, que ya estuvo en salas de cine.

 

RUMORES, RUMORES

Luego ya llega la rumorología a otro nivel, aquella que, por supuesto, usted ya ha escuchado. Dentro de estos días que Brad pasó en la ciudad también tuvo tiempo para irse a tomar un refrigerio por los muchos bares vallisoletanos. Y allí, supuestamente, conoció a una joven chica, más o menos de su edad.  El resto se lo puede imaginar o, efectivamente, es vox populi.

 

¿Es esto cierto? ¿No lo es? Como es lógico, casi treinta años después, no hay certezas absolutas ni nada que se le parezca. Tan solo habladurías que ya han quedado para siempre en la historia de los mitos de Valladolid. A apenas un mes de la celebración –o no- de una nueva SEMINCI, piense en la lástima que supondría que no hubiera Festival y la ciudad se perdiera al próximo Brad Pitt.