Sergio Monge, camino de superar un récord del mundo en Valladolid por una buena causa

Sergio Monge repone fuerzas subido a la bicicleta. S. SANZ

Subido a una bici sobre rodillo en la Cúpula del Milenio, tiene el reto de conseguir financiación para ayudar a Nacho, un niño de 6 años que sufre la enfermedad de Dent.

Pedal a pedal, Sergio Monge ya lleva en sus piernas más de 1.400 kilómetros desde el pasado domingo; y todo ello sin salir de la Cúpula del Milenio. Este vallisoletano tiene dos objetivos que van ligados: superar el récord del mundo de bici sobre rodillo y, sobre todo, ayudar a Nacho, un niño de 6 años que sufre la enfermedad de Dent.

 

En su bicicleta sobre rodillo, Monge va pasando las horas con esfuerzo y la motivación de lograr recaudar fondos en la lucha contra una enfermedad que solo padecen 30 niños en España y unas 400 personas en todo el mundo. Sin duda alguna ese es su mayor apoyo cuando, después de tanto tiempo pedaleando, las fuerzas flaquean. “El objetivo también es dar a conocer esta enfermedad y la asociación (Asdent), pero sobre todo lo hago por Nacho, explica.

 

Desde el domingo, 1 de octubre, cuando se subió a la bicicleta a las 19:30 horas, el vallisoletano ha superado las 40 horas en el sillín. El primer día hizo 149 kilómetros; el segundo, 607’7; el tercero, 455’2; y pasado el mediodía de este miércoles llevaba más de 200. En total, ha recorrido más de 1.400 kilómetros sin moverse de su sitio. Me encuentro bien, aunque tengo puntos físicos. La cabeza me está funcionando bien”, asegura.

 

Para superar el récord del mundo tendrá que hacer más de 2.756 kilómetros, mientras que para el ‘guinness’ se encuentra en 5.000. “Haré hasta lo que llegué”, dice, quitándose presión. Porque, a pesar de que él es el centro de atención, la Cúpula del Milenio está siendo una auténtica fiesta esta semana. “La gente puede venir a hacer diferentes actividades, a ver los conciertos y a pedalear conmigo. Además, todos los días hay un guiso por 2’5 euros. Ayer [por el martes] hubo lentejas y tenían muy buena pinta”, señala.

 

Monge estará sobre la bicicleta hasta el próximo domingo, día 8, para completar la semana. Por aquel entonces espera que haber conseguido ambos objetivos y también que todos los que hayan pasado por la Cúpula disfrutaran de un buen rato.