Sergio González quiere "utilizar la presión añadida" del Espanyol

Sergio González. PABLO REQUEJO/PHOTOGENIC

El entrenador del Real Valladolid reconoció que su equipo, para el que pidió "tranquilidad", tratará de aprovechar la mala dinámica del conjunto catalán.

El Real Valladolid afronta este domingo en Cornellá el Prat el séptimo partido de LaLiga, un encuentro ante un RCD Espanyol que ahora ocupa puestos de descenso pero del que Sergio González ha advertido: "Es un equipo confeccionado para posiciones tranquilas, con muchos argumentos".

 

El contexto en el que se produce este choque viene enmarcado por la jornada entre semana. Los barceloneses jugaron este jueves y encajaron el empate en el minuto 95, algo que en opinión del técnico del Pucela "o gestionas rápido esos mazazos o son difíciles de arreglar, confiemos en que ese gol pueda hacerlos mella, pero querrán una reválida ante su público".

 

El entrenador puso en valor el "fondo de armario" de los periquitos, con "una plantilla amplia, futbolistas de mucho potencial" que, además, no fueron de la partida este jueves como son "Darder, Granero o Melendo".

 

No obstante, Sergio González cuenta con "utilizar la presión añadida para ellos" a su favor. "Queremos ser protagonistas, hacer daño en las transiciones, jugar con su obligación de hacerlo bien, pero con tranquilidad, actitud y confianza, pensando hacer un gran partido", desgranó el técnico, quien alertó: "Ellos van a salir muy fuertes intentando solucionar el partido lo antes posible, tenemos que estar bien ahí e ir creciendo en el partido, eso quizá los genere dudas. También los primeros 15 minutos de la segunda son importantes, salen fuertes y han metido muchos goles ahí".

 

ASPECTO FÍSICO

 

Para el entrenador, quien fue capitán del Espanyol como jugador, "es un motivo de alegría ir a Cornellá, un disfrute" y espera "un buen recibimiento""He sido chico de la cantera, capitán, y la afición me ha mostrado mucho cariño en la calle".

 

Centrado en su Real Valladolid, Sergio González fue contundente al afirmar que "no va a haber cambio en la portería" y también en asegurar que está "tranquilo en el aspecto físico". "Es verdad que no estamos como queríamos pero eso no implica que no estemos con el mínimo exigible, todo el mundo acaba igual de cansado los partidos, no somos ni mejores ni peores".

 

Y completó descargando de responsabilidad a esta parcela: "Los últimos goles no son por tema físico, sino por desajustes, situaciones en las que estructuralmente estamos bien colocados pero en las que nos falla ese uno por uno, acciones individuales".

Noticias relacionadas