Sergio González no ve peligrar su puesto como entrenador del Real Valladolid

El entrenador se muestra confiado con el equipo, pero crítico: "Algo hacemos mal, vamos a intentar corregirlo".
 

"Hemos perdido una de las ocho finales que tenemos. Hay que recuperar la cabeza y tirar hacia delante para conseguir el objetivo, y estoy convencido de que lo vamos a conseguir. Cuando tres, cuatro, cinco veces estás bien pero el resultado no acompaña es que algo estás haciendo mal, vamos a intentar corregirlo".

 

Ese ha sido el mensaje que Sergio González ha querido transmitir después de la derrota con el Sevilla, consciente de la situación del equipo pero también confiado en la capacidad del bloque de jugadores y del cuerpo técnico para revertir la dinámica y salvar al Pucela.

 

"Estamos más cerca de conseguirlo de lo que parece" fue optismita el entrenador del Real Valladolid, quien de este choque rescata "bastantes cosas positivas" aunque con una "sensación rara" y "cabreado por cómo hemos entrado en la segunda parte, mal, no somos nosotros, tenemos que ir más fuertes".

 

Precisamente sobre la esencia que debe tener este Pucela, que tuvo y que tiene que recuperar, explicó el entrenador que "los jugadores están ahora muy presionados, la sensación es de falta de confianza, falta de contundencia, de fe ciega en cada uno de nosotros" e insistió en que "hay que potenciar esto porque sin ello no somos el equipo que somos""No me gustaban las caras que he visto en el descanso" concluyó.

 

Sobre el partido ante el Sevilla

 

Sergio González analizó respecto al enfrentamiento que "contábamos con que en la definición el Sevilla, con la calidad que tiene, iba a ser mejores que nosotros" y desarrolló: "Los primeros treinta minutos hemos estado muy bien, luego hemos pagado el esfuerzo. Con los cambios en la segunda parte hemos recuperado vitalidad, y hemos tenido dos o tres situaciones con llegadas que no hemos metido. Ellos, con una acción de calidad de Roque Mesa, que tenemos que cortar, han acabado el partido".

 

El Real Valladolid trabaja desde ya pensando solo en Getafe. Y el entrenador ha reconocido que algo hay que cambiar:"Cuando estás tan cerca de ganar, cuando el equipo juega bien, genera situaciones... no podemos engañarnos. A parte de la falta de acierto tiene que pasar algo más, y tenemos que solucionarlo. Tenemos la capacidad de dar con la tecla, de reaccionar".

 

Por último Sergio González ha agradecido a la afición su apoyo: "Tiene todo mi respeto y admiración. Cuando alientan son medio jugador más, pero si deciden no animar tenemos que trabajar para enchufar a los aficionados. No reprochamos nada ni pedimos nada, tenemos que hacer más para engancharlos"

 

Apoyo del club a Joaquín Caparrós

 

Por su parte el técnico del Sevilla, Joaquín Caparrós, se mostró "muy contento" con los tres puntos y aunque reconoció que "al principio el Valladolid nos ha podido sorprender" en el segundo tiempo "hemos salido sabiendo que teníamos que apretar"

 

"Es cierto que el Valladolid no tiene mucho acierto en el gol, pero es un equipo muy bien trabajado por Sergio. Ellos han defendido bien, pero nosotros tenemos un equipo de calidad" apeló el técnico sevillista, al que desde el Real Valladolid manda un fuerte abrazo, todo el apoyo y una pronta recuperación después de anunciar que ha sido diagnosticado de leucemia.