Sergio González: "Confiamos en que Óscar Plano llegue; lo de Míchel tiene peor pinta"

Rubén Baraja acaricia la cabeza a Óscar Plano. LALIGA

El entrenador del Real Valladolid explicó la situación de ambos jugadores de cara al partido de ida contra el Numancia, que se jugará el miércoles en Soria.

Las reacciones no tardaron en llegar después de que el Real Valladolid se metiera en la final por el ascenso a Primera. El entrenador Sergio González y los jugadores Míchel y Óscar Plano pasaron después por el micrófono de 'El Partidazo', que retransmitió el encuentro en Gijón, y todos ellos analizaron el triunfo y el estado físico de los dos futbolistas.

 

Y es que Míchel y Óscar Plano tuvieron que ser sustituidos por molestias. Las más grave parece la del primero, que sufrió una dura entrada ya con el 2-5 en la eliminatoria y en el tramo final del encuentro. El centrocampista prefirió esperar a las "pruebas" para pronunciarse sobre la posible lesión que le podría dejar fuera de, al menos, el partido de ida.

 

El propio técnico blanquivioleta reconoció que "lo de Míchel tiene peor pinta", por lo que el Pucela estará pendiente de su evolución, ya que es "un futbolista importante". Mientras, Plano fue cambiado "por precaución". "Se le ha subido el isquio", señaló Sergio. Algo que el mismo jugador confirmó y desdramatizó con un "nada importante". "He notado una pequeña molestia y no me han dejado entrar con el resultado que teníamos", apuntó.

 

Sobre el partido y la eliminatoria, Sergio aseguró que "el Sporting era el rival a batir en este play-off". "Estamos con la flecha para arriba y con mucha ilusión. La primera parte en Valladolid marcó un antes y un después", expresó, a lo que sumó el mayor "acierto" de los suyos.

 

Por su parte, Plano, que fue el autor del 0-2, vio un Real Valladolid "serio y solvente", lo que le catapultó hacia el triunfo en El Molinón. "Si no salíamos con la mentalidad de ganar, íbamos a pasarlo mal", dijo.

 

El vallisoletano Rubén Baraja, entrenador del Sporting, admitió la superioridad blanquivioleta. "Han sido mejores. Es justo reconocerlo. Sabíamos que si encajábamos un gol se nos pondría muy difícil. El equipo no bajó los brazos y compitió con gran entusiasmo. Terminamos con la cabeza arriba", expresó.

 

Pensando ya en el Numancia, Sergio González comentó que "si está ahí, es por méritos propios". "El play-off no tiene nada que ver con la Liga. Es un rival difícil que viene en un gran momento de forma. Va a ser un duelo titánico", señaló.

 

Los jugadores también son conscientes de que no será nada sencillo superar al equipo soriano. "El partido contra Numancia va a ser muy difícil. Tiene grandes jugadores que han dejado fuera al Zaragoza. Tenemos que estar atentos", advirtió Óscar Plano.