Sergio Ayala sale de Gran Hermano VIP ante la incredulidad de Ivonne Reyes

Sergio Ayala e Ivonne Reyes, en la casa de Gran Hermano VIP.

El concejal del Partido Popular en Medina del Campo asegura que quiere retomar su actividad pública después de los 53 intensos días que ha vivido dentro del reality de Telecinco. 


 

Gran Hermano VIP se queda solo con un representante de Valladolid. Ese peso recaerá en la polémica Aída Nízar, repescada y de nuevo convertida en uno de los ejes del programa. Pero la noticia está en Sergio Ayala, el concejal del Partido Popular de Medina del Campo que se ha convertido en el séptimo expulsado del concurso.

 

Y su salida ha roto los pronósticos porque, en principio, no era ni mucho menos uno de los principales candidatos. Sergio, que ha vivido un apasionado romance con la venezolana Ivonne Reyes, aceptó con seneridad el veredicto de la audiencia para amargura de su 'amor' dentro de la casa. Ivonne Reyes se quedó paralizada al escuchar el nombre de Sergio y no fue capaz de responder a la promesa del joven político del PP. “Te espero fuera”.  La casa de Gran Hermano se queda solo con un único hombre, Marco, a quien Sergio señala como el principal favorito para ganar este programa.

 

“Esto es un concurso, tenemos que salir todos, a mí me ha tocado ahora, llevaba siete semanas. Estoy muy orgulloso de mi paso por la casa. Os voy a dar un consejo, disfrutar de cada momento. Quería decirle a Ivonne que se me ha olvidado la rosa al lado de la cama y espero que me la traiga de vuelva. Te espero fuera, yo tengo mi propia opinión y te espero para solucionar lo que tengamos que solucionar, si hay algo que solucionar. Céntrate en el concurso, olvídate del exterior, disfrútalo”, fueron las palabras de Sergio Ayala ya en el plató de Telecinco.

 

Las alusiones a Ivonne Reyes no faltaron, por supuesto. A través de la pantalla, la actriz y presentadora venezolana no ocultó su amor hacia el medinense. “Sergio estás muy bello, gracias, de corazón. Gracias por todos esos momentos, te quiero mucho, te amo”. ¿Seguirá el amor fuera de la casa?