Seis bronces del artista Henry Moore "toman la calle" en Valladolid

A. MINGUEZA

Seis bronces del artista Henry Moore toman la "calle" en una exposición que se "abre" a Valladolid en continuo "diálogo" con los ciudadanos y con el entorno "privilegiado" que le va a rodear, ya que estarán expuestas en los alrededores del Museo Nacional de Escultura.

 

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, durante la presentación de la muestra, que se prolongará hasta el próximo 2 de abril, y en la que ha estado acompañado por el director Territorial de CaixaBank en Castilla y León-Asturias, José Manuel Bilbao; y el jefe de colecciones de la Fundación Henry Moore Foundation, Sebastiano Barassi.

 

Puente ha reconocido que esta exposición, un "auténtico lujo" para la ciudad, facilita el "acceso" al arte a los ciudadanos con la fórmula de sacar las obras a la calle.

 

"Es un privilegio para Valladolid que se pueda admirar la obra de este artista que va a estar en continuo diálogo con el entorno que le rodea", ha señalado.

 

Los seis bronces monumentales que forman parte de la muestra, organizada en colaboración con el Ayuntamiento, la Obra Social 'La Caixa' y la Henry Moore Foundation, fueron creados por el escultor en la "cúspide" de su carrera, entre los años 1960 y 1982.

 

Estas seis esculturas son una muestra representativa de los motivos principales de la obra de Moore, que son la "fascinación" por la figura reclinada y los temas sobre "madre e hijo"; la exploración de la relación entre la "figura humana" y el "paisaje", tanto urbano como rural; la "tensión" entre lo natural y lo abstracto; y la "transformación" de los objetos naturales en formas escultóricas, ha relatado Puente.

 

Por su parte, José María Bilbao ha recordado que hace 25 años comenzó su "relación" con el Ayuntamiento de Valladolid, una relación que ha propiciado la organización de 38 exposiciones, dos de ellas 2006 y 2008, con "similitudes" a la que se ha presentado hoy.

 

"En esas dos ocasiones se sacaron a la calle obras de Ricardo Valdés y Auguste Rodin", puntualizó para incidir en que el arte y la coltura son un instrumento de "inclusión social".

 

Por último, el jefe de colecciones de la Henry Moore Foundation, Sebastiano Barassi ha agradecido al Ayuntamiento y a La Caixa el interés mostrado para que las obras del arista de Castleford, localidad situada al norte de Inglaterra, lleguen a Valladolid cerrando, así, una "gira itinerante" que le ha llevado por quince ciudades de España.

 

Barassi ha reconocido que, pese a que Moore solo estuvo una vez en España, en el verano de 1934, la influencia del arte y la cultura española es "latente" y ha relatado como su encuentro con Picasso marcó su evolución como artista.

 

ARTE EN LA CALLE

 

Con el programa Arte en la calle, la Obra Social "la Caixa" pretende convertir la ciudad de Valladolid en un museo a "cielo abierto", para dotar así de un nuevo "sentido" a la escultura monumental, al tiempo que muestra obras de artistas de renombre en el panorama internacional.

 

El programa Arte en la calle inició su andadura en 2006, y desde entonces ha acercado al público las creaciones de artistas contemporáneos como Manolo Valdés o Igor Mitoraj, así como referentes de la modernidad como Auguste Rodin. Esta iniciativa responde a una voluntad "dinamizadora" y de creación de nuevos referentes visuales.

 

En este caso, las monumentales piezas de Henry Moore "dialogan" con el entorno, por afinidad o por contraste, y provocan un gran impacto en las personas que las descubren por primera vez.

 

Con este espíritu, las exposiciones cumplen una función social: son una herramienta de conocimiento y de integración al alcance de todos, lo que representa el objetivo último de la Obra Social 'la Caixa' en el plano cultural.

 

Desde hoy, la ciudad de Valladolid acoge una nueva exposición al aire libre, dedicada en este caso a uno de los escultores modernos más significativos.

 

Henry Moore vuelve de esta manera a las calles de nuestro país tras la gran retrospectiva de su obra que tuvo lugar en Madrid y Barcelona en 1981, cinco años antes de la muerte del artista, y de la gran exposición que la Obra Social "la Caixa" presentó en CaixaForum Barcelona en el año 2006.