Seis años y nueve meses de prisión por golpear a su pareja y encerrarla en el almacén de la discoteca donde trabajaba

La sentencia, con la conformidad del propio encausado, ha sido dictada por la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial, que considera a A.L.M. responsable de los hechos.

La Audiencia de Valladolid ha condenado a un total de seis años y nueves meses de prisión a un varón con iniciales A.L.M, portero de la discoteca Asklepios, como autor de tres delitos de lesiones sobre su pareja y otro de detención ilegal, ya que la mantuvo encerrada en el almacén de la 'disco' y también en el coche de la víctima.

 

La sentencia, con la conformidad del propio encausado, ha sido dictada por la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial, que considera a A.L.M. responsable de los hechos y ha resuelto imponerle un total de seis años y nueve meses de cárcel, once años de prohibición de acercarse a la víctima a menos de 200 metros o comunicar con ella y cuatro años de prohibición para el porte de armas, según informaron a Europa Press fuentes del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

Además, en concepto de responsabilidad civil, el condenado deberá indemnizar a la víctima en la cantidad de 48.244 euros.

 

El acusado inició en noviembre de 2018 una relación de pareja sin convivencia con la víctima, a la que entre durante el fin de semana del 8 al 10 de febrero de 2019, en el domicilio de él, la golpeó causándole un hematoma en el ojo izquierdo.

 

Durante el siguiente fin de semana ambos volvieron a estar juntos en el citado domicilio y la tarde-noche del viernes, día 15, el acusado nuevamente golpeó con las manos y con un palo a su pareja, a la que al día siguiente, con el propósito de seguir teniéndola bajo su dominio, no le permitió marcharse de su casa y solamente salieron juntos a última hora.

 

Fue sobre las 4 de la madrugada del domingo día 17 cuando el acusado se dirigió en compañía de su pareja a la discoteca Asklepios, en la calle Torrecilla, donde trabajaba como portero, y desde la citada hora hasta que terminó de trabajar por la mañana la tuvo encerrada en el almacén del establecimiento y luego en el automóvil de la víctima, que tenía controlado.

 

Poco antes de las 10.00 horas de ese mismo día ambos se dirigieron en el vehículo hasta el bar 'El Rincón del Cómico', sito en la calle Nochebuena, produciéndose allí un altercado que es objeto de otro procedimiento penal. En el transcurso de tal incidente el acusado espetó a la anterior pareja de la víctima: "Ahora el que se folla a tu novia soy yo".

 

Posteriormente regresaron a la casa del condenado y allí éste golpeó fuertemente a su pareja en el ojo derecho, causándole fractura del suelo orbitario que precisó tratamiento médicoquirúrgico. Además de esta lesión, y como consecuencia de los golpes sufridos durante ese fin de semana, la mujer presentaba hematomas en párpados izquierdos, en región submandibular derecha, en espalda, en brazos, en muslos y en rodillas.

 

La víctima tardó en curar 41 días, de los que seis fueron con perjuicio grave, 28 con perjuicio moderado y siete con perjuicio básico. Como secuela le ha quedado a la víctima, que entonces tenía 29 años, una cicatriz de 25 mm en el pliegue del párpado inferior derecho que le ocasiona un perjuicio estético moderado.

 

El acusado tenía 42 años y había sido penalmente condenado en cinco ocasiones, una de ellas en virtud de sentencia firme el día 13 de febrero de 2012 por delitos de lesiones y amenazas en el ámbito de la violencia familiar, imponiéndosele entre otras penas las de privación de armas y prohibición de aproximación y comunicación por tiempo de dos años, que no extinguió hasta el día 4 de marzo de 2016.

 

Padecía un síndrome de dependencia a tóxicos (anfetaminas, cannabis y cocaína) que disminuyó sus facultades intelectivas y volitivas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: