Seis años de cárcel para el hombre que clavó una navaja en el cuello a otro en Valladolid
Cyl dots mini

Seis años de cárcel para el hombre que clavó una navaja en el cuello a otro en Valladolid

La Audiencia de Valladolid ha condenado a 6 años de cárcel a Jesús G.R. por un delito de tentativa de homicidio cometido en abril de 2016 cuando clavó una navaja en el cuello a otro que había tratado de mediar en una pelea.

El juicio previsto para este jueves en la Audiencia de Valladolid no ha llegado a celebrarse debido al acuerdo alcanzado entre el acusado y el Ministeriio Fiscal, según el cual, el primero ha reconocido los hechos y ha aceptado una condena de seis años de cárcel, en lugar de los 9 años a los que se exponía incialmente, y, en concepto de responsabilidad civil, se ha comprometido a indemnizar a su víctima con 16.000 euros por las lesiones causadas y 64.000 euros por las secuelas sufridas, así como a abonar al Sacyl los gastos de la asistencia médica.

 

Los hechos ocurrieron sobre las 18.56 horas del día 18 de abril de 2016, fecha en la que la víctima, E.S.J.N, acompañado de un amigo, se dirigía a la Plaza Danza de Valladolid y una vez allí observó una discusión entre un grupo de personas.

 

Al intervenir E.S.J.N. con ánimo de separar a los contendientes, uno de ellos, Jesús G.R., le gritó "¡ven para acá!" y al acercarse al primero se inició entre ambos un cruce de palabras en cuyo transcurso el segundo sacó un arma blanca u objeto punzante y, "con la intención de acabar con su vida", según la acusación pública, pinchó a su oponente en el cuello a la altura de la arteria carótida, para acato seguido abandonar el escenario de los hechos.

 

A consecuencia del pinchazo recibido en una zona vital, E.S.J.N, cuya vida estuvo en peligro, sufrió un traumatismo vascular cervical, concretamente un pseudoaneurisma de la carótida interna derecha.

 

Fruto de las lesiones, la víctima sufrió un mes después un ictus que le produjo un infarto cerebral isquémico que precisó de tratamiento médico-quirúrgico.

 

Presenta importantes secuelas y necesitó de tratamiento rehabilitador, incluso de reeducación de la voz, con un tiempo de sanidad de 156 días, de los cuales 23 fueron de hospitalización y otros 133 de carácter impeditivo para sus ocupaciones habituales.

 

Noticias relacionadas