Se mantienen los 15 años de prisión para el hombre que incendió un edificio en Valladolid por una deuda de drogas
Cyl dots mini

Se mantienen los 15 años de prisión para el hombre que incendió un edificio en Valladolid por una deuda de drogas

El tribunal, de conformidad con la petición del fiscal y la postura en contra de la defensa, ha decidido mantener su situación de prisión provisional hasta ver si la sentencia es revocada o bien cobra firmeza.

La Audiencia de Valladolid ha acordado mantener en prisión provisional al hombre que fue condenado a 15 años de prisión, tres menos de los solicitados por el fiscal, por desatar en mayo de 2019 un peligroso incendio en un edificio del Paseo del Cauce al tratar de cobrarse una deuda por drogas que había contraído con él un vecino del inmueble, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Aunque el pirómano, Francisco Javier R.J, ya fue condenado en septiembre a 15 años de cárcel por estos hechos, esta semana se ha celebrado una vistilla en la Sección Segunda de lo Penal para analizar su actual situación.

 

Aí, el tribunal, de conformidad con la petición del fiscal y la postura en contra de la defensa, ha decidido mantener su situación de prisión provisional hasta ver si la sentencia, recurrida por el condenado ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, es revocada o bien cobra firmeza.

 

La Audiencia Provincial justifica su rechazo a la puesta en libertad provisional del reo en la gravedad de los hechos por los que ha sido condenado, su peligrosidad y la alta probalidad de que pudiera fugarse para eludir la acción de la justica, en consonancia con lo expuesto por la acusación pública.

 

En la sentencia el tribunal consideró probada la autoría de un delito de tentativa de homicidio--la acusación imputada asesinato intentado--en concurso ideal con doce delitos leves de lesiones y un delito de incendio, de ahí la pena de 15 años de privación de libertad aplicada a Francisco Javier R.J.

 

El fallo, además, incluye el pago de distintas cantidades en concepto de responsabilidad civil para los propietarios de las viviendas que resultaron afectadas, junto con 1.388 euros a favor de Telefónica por la instalación dañada y otras cuantías que se determinarán en ejecución de sentencia y que deberán resarcir al Ayuntamiento y la Junta por los desperfectos ocasionados en inmuebles de su titularidad.