Se desploma el falso techo de los vestuarios de la Guardia Civil en la cárcel de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Se desploma el falso techo de los vestuarios de la Guardia Civil en la cárcel de Valladolid

Aunque no se han producido daños personales, la Asociación Unificada de Guardias Civiles denuncia que la situación es "fruto de la precariedad y abandono".

El cuarto de vestuarios de los suboficiales de la Guardia Civil que prestan sus servicios en el Centro Penitenciario de Valladolid ha quedado esta mañana inutilizado como consecuencia del desplome del falso techo, sin que hubiera que lamentar desgracias personales.

 

El suceso se ha registrado sobre las 08.00 horas, momento en el que se ha escuchado un fuerte estruendo procedente del referido habitáculo, donde tienen sus taquillas los suboficiales que prestan servicio de guardia en los distintos turnos en el penal vallisoletano, según denunciaron a Europa Press fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

 

Aunque en un principio la puerta de la dependencia quedó bloqueada por los escombros caídos, finalmente fue posible acceder al interior y comprobar el desplome del falso techo, "fruto de la precariedad y abandono de la misma", como así critica la AUGC, asociación que se felicita, sin embargo, de la ausencia de desgracias personales por el simple hecho de que en ese momento no había ningún suboficial en el cuarto siniestrado.

 

Las mismas fuentes aseguran que ya habían puesto esta situación, sin éxito, en conocimiento de la Comandancia, ya que desde ella se alega que el cuarto en cuestión no es una dependencia del Instituto Armado y que depende directamente de Instituciones Penitenciarias.

 

Por su parte, fuentes del penal consultadas por Europa Press aseguran que la dependencia afectada no pertenece al cuerpo de guardia sino al almacén y que la misma sí cuenta con distintas taquillas de los suboficiales, aunque éstos no utilizan el habitáculo como vestuario.

 

Sostienen también que la caída afecta a "unos cachos de escayola" y que las previsiones son las de retirar todas las molduras, no volver a colocar otras nuevas y pintar simplemente el techo de hormigón.

Noticias relacionadas