Óscar Puente: “Valladolid es la ciudad del rugby, mal que le pese a algunos”

Óscar Puente en la final de la Copa del Rey de rugby de 2017

El alcalde de Valladolid ha comunicado este jueves su desacuerdo ante las consideraciones que la Federación Española de Rugby trasladó al Consejo Superior de Deportes para celebrar la final de la Copa en Valencia.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha manifestado este jueves que la adjudicación de la sede a la Federación de la Comunidad Valenciana “recalca lo que ya se sabe que es la Federación Española de Rugby y su presidente”. El regidor ha señalado que “esto no ayuda nada a que se pueda seguir avanzando” y que “Valladolid es la ciudad del rugby, mal que le pese a algunos”.

 

La final de la Copa de este año será la cuarta ocasión en que los dos equipos vallisoletanos, el SilverStorm El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares, se enfrenten en forma de derbi. A pesar de esto, el Consejo Superior de Deportes (CSD) resolvió el pasado martes aceptar las consideraciones de la Federación Española de Rugby (FER) y su presidente, Alfonso Feijoo, para celebrar la final en Valencia.

 

Lo que estaba pasando era ejemplar, a ver si esta situación se reconduce y vuelve a la senda de hacer crecer el rugby y dejamos de lado las polémicas y las ofensas”, ha comunicado el alcalde, señalando que “la Federación debería verlo igual si de verdad quiere que el rugby avance y que sus valores estén presentes en la sociedad”.

 

Ante la inadmisión por parte el CSD del recurso de la plataforma ‘RugbyYa’, que solicitaba la celebración de la final en Valladolid, el regidor ha manifestado que “a uno se le queda muy mal cuerpo, esto tenía muy buena pinta y además se iba a poder hacer con muy poco esfuerzo económico”. Asimismo, ha recordado que hay que “intentar pasar página y seguir hacia delante, que la gente siga viendo el rugby como un deporte libre de polémicas”.

 

Puente ha comunicado que vivirá la final de la Copa en la Acera de Recoletos, junto a “la gran mayoría de los aficionados” que no se puedan desplazar a la Comunidad Valenciana. “No he recibido ni una sola llamada del presidente de la Federación Española de Rugby, ni para comunicarme su decisión de celebrar la final en Valencia, ni para invitarme a asistir”, ha añadido.

 

Finalmente, el presidente del VRAC, José María Valentín-Gamazo, ha manifestado que “el comunicado de la FER es inapropiado e inexacto” y que no entienden “por qué han hecho eso, o si quieren abrir nuevas heridas”. Además, ha aclarado que “las medidas respecto al terreno de juego en el comunicado de la FER no son correctas, ese campo no es más grande que el de Valladolid”.

 

Las consideraciones trasladadas por la FER al Consejo para que la final de la Copa se celebrase en Valencia son las siguientes:

 

1. La importancia del rugby en la Comunidad Valenciana, con 29 clubes y 3.967 licencias federativas frente a los 17 clubes y 2.140 licencias de Castilla y León.

2. La presentación e imagen de la oferta de la Federación Valenciana estuvo mejor preparada que la de RUGBYA de Valladolid.

3. La candidatura de Valencia vino avalada por todas las entidades públicas locales, provinciales y regionales (Ayuntamiento de Valencia, Diputación de Valencia y Generalitat Valenciana), quienes enviaron una comunicación en la que garantizaban su compromiso con el evento. La candidatura de RUGBYYA no presentó avales.

4. Con la oferta de la Federación Valenciana se adjuntó un escrito de la U.D. Levante, entidad propietaria del estadio en el que se jugará el partido, en la que comunicaba que cedía todas sus instalaciones para este evento. Desde Valladolid no se envió documento alguno en ese sentido. Además, el compromiso de la U.D. Levante alcanzó a adelantar su partido de Liga al viernes 27 de abril, para que pudiéramos disponer del sábado para montar porterías y facilitar el acceso al campo de los pateadores de ambos equipos. A este respecto, en Valladolid no constaba que el club que usa el estadio fuera a modificar su calendario liguero, ya que juega en casa el mismo fin de semana de la final, ni tampoco se conocía si los equipos podrían acceder al campo la víspera del partido.

5. En la Federación Valenciana se propuso un estadio de la Primera división de fútbol (LaLiga), con las siguientes ventajas sobre el estadio de Valladolid que opera en Segunda División:

- Está situado en el centro de la ciudad.

- El campo de juego es mayor (107m x 70m) más adaptado a las necesidades de los campos de rugby (zona de marca).

- Tiene una similar capacidad de espectadores: 26.354 Valencia y 26.512 Valladolid.

- Es más moderno (con una gran reforma en 1997).

- Sus vestuarios están mejor equipados y son más modernos: dos para cada equipo, además de gimnasio, jacuzzi, etc…

- Cumple con estándares internacionales de UEFA y FIFA, al haber albergado competiciones de dichas organizaciones, como partidos de la Europa League y de la selección absoluta de fútbol.

6. La propuesta valenciana incluye un seguro de cancelación del evento, que cubre la taquilla, canon de la FER y demás gastos. En la candidatura de Valladolid no se ofrecía un seguro semejante.

7. En Valencia se facilitará los trabajos de colocación de la publicidad, con sistema LED en la U televisiva (unidad televisiva). En la propuesta de Valladolid la FER tenía de montar la publicidad a su costa.

8. El patrocinador principal de la U.D. Levante es del mismo grupo empresarial del sector cervecero que el de la FER. El patrocinador principal del Real Valladolid Club de Fútbol es competencia directa del patrocinador de la FER, lo que provocó situaciones muy complicadas en 2016 para cubrir la publicidad existente en su estadio.

9. Además de las entidades oficiales, la candidatura de Valencia tiene el apoyo por escrito de entidades privadas tan importantes como la Fundación Trinidad Alfonso, especialmente vinculada al deporte. La otra candidatura no presentó apoyos privados por escrito.

10. En cuanto a la propuesta económica, la Federación Valenciana ofreció una cantidad superior a la fijada en el pliego de condiciones, concretamente 10.000 euros. La otra candidatura se ciñó a la cantidad obligatoria.

Noticias relacionadas