Óscar Puente rechaza "frontalmente" la privatización del Servicio Municipal de Limpieza

Además ha recordado que Valladolid es la única ciudad en Europa con más de 200.000 habitantes que gestiona de forma directa su servicio de limpieza.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha defendido de nuevo la municipalización del Servicio de Limpieza, y de todos los servicios municipales. Lo ha hecho en respuesta a unas declaraciones de este lunes, en las que la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Pilar Vicente, apostaba por externalizar algunos de los contratos, para prestar un mejor servicio.

 

Palabras del regidor tras comunicar que recientemente mantuvo una reunión con el comité de empresa del Ayuntamiento, en el que comunicó que "si la derecha volvía a gobernar Valladolid, lo primero que haría sería privatizar el servicio de limpieza".

 

"En aquel momento alguien podía pensar que yo estaba tratando de malmeter o atraer a los trabajadores del servicio de limpieza al Gobierno municipal -señala Puente-, pero ayer la portavoz de Ciudadanos tuvo un desliz que yo creo que ha puesto de manifiesto claramente lo que está en el subconsciente de la derecha de Valladolid, que es la privatización del servicio de limpieza, a lo cual nosotros nos oponemos frontalmente", sentencia el regidor.

 

Puente ha reconocido las dificultades que ha sufrido su equipo de Gobierno, con "vacantes que necesitamos cubrir", algo que han solventado durante este tiempo con contratos eventuales, y para el regidor, "no a corto pero sí a medio plazo", la solución pasa por "cubrir esas vacantes, seguir contratando maquinaria y dotarle de los medios de los que se ha ido viendo privado como consecuencia de los recortes y de la legislación que promovió el Partido Popular".

 

Por último ha señalado cómo su gobierno no se ha caracterizado por la privatización, recuperando la gestión del agua, y sin poder recuperar la de los Servicios Sociales porque "la legislación no lo permite". 

 

Además ha recordado que Valladolid es la única ciudad en Europa con más de 200.000 habitantes que gestiona de forma directa su servicio de limpieza.