Óscar Puente: "El PSOE volverá a gobernar en Valladolid y ganará con claridad las elecciones"

El actual alcalde presentó su candidatura en la mañana de este sábado en el Antiguo Mercado Central acompañado del Ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y de otras figuras socialistas.

Como si se tratara de una misa de 12 -aunque con más de 10 minutos de retraso-, los presentes en el Antiguo Mercado Central de Valladolid se levantaron en cuanto empezó a sonar la sintonía socialista para aplaudir a los protagonistas del acto. Allí apareció Óscar Puente para presentar su candidatura a la alcaldía junto a otros compañeros de partido y unos 600 simpatizantes.

 

El público, entregado y colocado estratégicamente para que en el tiro de la televisión salieran los más jóvenes detrás del atril, mientras los mayores vieron de frente a Puente y al resto de ponentes, se dejó las palmas aplaudiendo cada una de las intervenciones. Un truco siempre utilizado por todos los partidos políticos para provocar el efecto llamada hacia las nuevas generaciones.

 

Óscar Puente fue el último en intervenir, ya que era el encargado de cerrar su acto. Con “orgullo y optimismo”, lanzó un mensaje claro: “En mayo de 2019, el PSOE volverá a gobernar en Valladolid y ganará con claridad las elecciones. Lo hizo ensalzando que el suyo es “el único partido en Valladolid que tiene ya un candidato y apuntando que “los adversarios no lo tienen porque no lo encuentran”. “Hoy somos los favoritos para ganar las próximas elecciones. La derecha todavía no ha asumido que perdió el poder y, mientras se distraían con eso, nosotros hemos trabajado”, expresó.

 

El actual alcalde resaltó los “cambios para bien” que Valladolid ha experimentado durante estos tres años y algunos meses desde su llegada al gobierno. “El primero, la imagen que teníamos hacia fuera a la que se veía con recelo y odio. Me estreché en un abrazo con el alcalde de León. Tengo una foto en uno de los bares del barrio Húmedo. ¿Os imagináis allí una foto de mi antecesor?”, comentó.

 

También aseguró que Valladolid fue noticia “por haber sido ciudad más crecido turismo, por el rugby con la presencia del Rey en Zorrilla y por ser valiente para atajar la contaminación de vehículos”. “El alcalde no sale en medios nacionales por sus salidas de tono, sino por lo conseguido”, añadió.

 

Ciñéndose a la más estricta actualidad, recordó la llegada de Ronaldo al Real Valladolid. “Un icono del fútbol se ha fijado en nuestra ciudad. Ya estamos en volver a ser la capital del mundo. Hemos dado a esta ciudad la imagen digna que merecía y hemos acabado con la casposa”, señaló.

 

Puente destacó, sobre todo, las políticas sociales llevadas a cabo por el equipo de gobierno durante el actual mandato. “Nada más comenzar hicimos realidad los comedores escolares de verano, que no fue fácil. Tuve a Vicky Soto 15 días casi sin dormir. La inauguración fue uno de los días más bonitos y duros como político”, recordó.

 

Respecto a esta medida, fue contundente y afirmó que “la pobreza no se arregla escondiéndola”. “Hay que afrontarla con valentía y con medidas sociales. Hemos aumentado 50% las plazas y van niños con y sin beca”, explicó. Además, apuntó que crearon “una escuela infantil en barrio España y otra en Pilarica. “Ahora trabajamos en otras en Pajarillos y Delicias”.

 

En cuanto a las “ayudas para la compra de material escolar, el regidor afirmó que 1.400 familias se benefician de ellas”. También hizo referencia a “los mayores, señalando los trabajos en los “centros” y “aumentando ayudas a domicilio.

 

10.000 PARADOS MENOS Y AGUA PÚBLICA

 

En su intervención, Óscar Puente resaltó que el gobierno del que está al frente es “participativo”. “Los vecinos deciden una parte de las inversiones en sus barrios”, dijo, en referencia a los presupuestos en los que los ciudadanos tienen voz y voto.

 

Hizo balance de los parados que había en Valladolid a su llegada y con los que terminará el mandato. “Hemos pasado de 28.000 a 18.000, lo que supone un 35% menos. No estamos satisfechos, pero sí cerca de la cifra más baja, que fue de 15.000. Hemos participado activamente para reducirla”, expresó.

 

Una de las medidas más reseñables en este tiempo es que la gestión del agua ha pasado a ser “de servicio público. “Los 9 millones de euros van íntegramente a renovar una red de tuberías que en algunos casos tiene 50 años de antigüedad, afirmó Puente.

 

Respondió a las críticas que hubo por esta medida y aseguró que los que están en la oposición “cultivan el género de la basura-ficción dañando personalmente”. “No vamos a dar un paso atrás. A mí me estimulan para hacer lo que hago. Es una cuestión de limpieza democrática y voy a luchar con uñas y dientes por ella”, aseveró.

 

La “política urbanística” fue otra de las patas que destacó el alcalde, poniendo al Pinar de Jalón como ejemplo y a los “23 bloques de infravivienda en el 29 de octubre”. “Me da vergüenza decir que vamos a acabar el mandato con 200 viviendas sociales, pero las hemos multiplicado por 20”, señaló.

 

En resumen, Puente resaltó la “política realista, urbanística y social”. “Hemos reducido la deuda del Ayuntamiento un 30%, estamos al día con proveedores y lo hemos hecho sin meter la mano en vuestro bolsillo”, dijo a los ciudadanos de Valladolid presentes en el Antiguo Mercado Central.

 

“Quiero seguir siendo alcalde en mi tierra y no me cambio por nadie. Para los que dicen que lo de la Ejecutiva Federal es para irme a Madrid. El compromiso con mi ciudad está por encima de casi todo. Llevamos tres años disfrutando y nos quedan muchos por disfrutar”, sentenció.