Óscar Puente destaca a la “ciudadanía vallisoletana” por llenar las calles en una Cabalgata pasada por agua

SERGIO SANZ

Miles de personas se congregaron en el centro de la capital para recibir a los Reyes Magos, en un día en el que la climatología no acompañó.

Valladolid no entendió de lluvia durante la Cabalgata de Reyes. Del cielo cayó agua y de las carrozas, caramelos. Los paraguas, que en anteriores ocasiones se podían ver a lo largo del recorrido como método para capturar más dulces, esta vez tuvieron su uso normal y sirvieron para resguardar a los miles de ciudadanos que llenaron el centro de la capital.

 

Así, Óscar Puente aseguró que el evento salió “bastante bien, teniendo en cuenta lo complicado que estaba el cielo”. La ciudadanía vallisoletana es impresionante. No sé si había mucha menos gente que un año sin lluvia, pero lo que he recorrido desde Colón hasta Plaza de Zorrilla y lo que he visto en la Plaza Mayor estaba a tope. Todo lo que tiene que ver con tradiciones es inasequible al desaliento para los vallisoletanos”, dijo con orgullo.

 

Aunque la intensa lluvia no permitió que todo lo preparado para la Cabalgata se expusiera. “Para el inicio estaban previstos unos caballos hinchables y unos zancudos que han considerado que no era posible salir, explicó.

 

Y es que todo ello provocó que el recorrido se hiciese “en torno a una hora y cuarto, algo menos de lo habitual”. “Si quitamos que el arranque era más grande y largo, y eso se ha suprimido, y que al principio han ido un poco más rápido, más o menos ha durado lo que en un año normal”, señaló.

 

Lo que tenía claro es que la fecha de la Cabalgata no se iba a mover porque debe salir “en su fecha”. “Le hemos estado dando muchas vueltas. La climatología estos días estaba muy cambiante y podía haber caído agua ayer. Salvo circunstancias muy excepcionales, la Cabalgata de Valladolid, que yo sepa, no se ha suspendido más que en alguna ocasión. Si una cosa ha hecho este gobierno es respetar las costumbres que no son dañinas con respecto a nadie y consideramos que tiene que ser el día 5, la víspera de Reyes”, comentó.

 

El alcalde de Valladolid no se olvidó de todos los que han hecho posible que se desarrollara este tradicional evento: “Me gustaría agradecer a todos los participantes que han arropado a los Reyes Magos como lo han hecho y lo hayan dado todo en un escenario de lluvia muy complicado.

Noticias relacionadas