Óscar Puente asegura que "no ha habido controversias" en la decisión sobre la gestión del agua en Valladolid

A.MINGUEZA

El alcalde afirma que ha sido “plenamente compartida y asumida por todos los miembros que integran el gobierno municipal”, en una medida que se hará realidad en julio de 2017 y tendrá una inversión de 178 millones de euros.

La gestión pública del agua en Valladolid será una realidad en julio de 2017, es decir, en un año. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, han desarrollado en la mañana de este martes el plan que se llevará a cabo. El primer edil se ha encargado de dejar claro que “los datos no han sido rebatidos por ningún grupo político que forman el gobierno ni por ninguna entidad”.

 

Y es que en un principio parecía que el PSOE no estaba de acuerdo con este camino, aunque el alcalde vallisoletano insistió en que eso no fue así. “Ha sido plenamente compartida y asumida por todos los miembros que integran el gobierno municipal. No ha sido fruto de imposiciones, ni ha habido la más mínima tensión para tomar esta decisión”, aclaró.

 

Puente afirmó que esta medida “es la mejor de todas las posibles y la más económica”. “El gobierno municipal tenía claro que quería recuperar la gestión del agua. La que más ventajas nos producía era la 100% pública”, explicó. Ambos coincidieron en que es una apuesta para el futuro. “Es una decisión pensada para nuestros hijos”, señaló el edil.

 

Sánchez, por su parte, echó la vista atrás para denunciar que “en los últimos 19 años no se ha reinvertido por parte del Ayuntamiento”. “Hay un déficit acumulado de 96’7 millones de euros, por lo hay que invertir mucho y mejorar”, comentó la representante de Valladolid Toma la Palabra.

 

Sobre ese último punto dio a conocer que “en 15 años se podrá capitalizar la red de instalaciones con una inversión de 178 millones de euros y sin endeudamiento”. Además, en el apartado de gastos, se encuentran los aproximadamente 150 trabajadores, que continuarán siendo los mismos encargados que hasta ahora. Era imprescindible que la plantilla de Aguas de Valladolid siguiera para mantener la garantía”, apuntó, a lo que añadió que el coste anual del personal será de 5’5 millones.

 

También habló sobre las tarifas y sacó a la luz que “en los últimos 20 años se ha producido un incremento neto del 36% en un modelo sin inversión”. Mientras, en el plan propuesto por el tripartito que gobierna en la actualidad no habrá una subida tan pronunciada. “En 15 años será del 12%; en el servicio municipal, del 13’2%; en la empresa mixta, del 27’82%; y en la concesión, del 33’9%”, señaló.

 

Además, en la posible polémica con la empresa anterior, Puente aboga por el entendimiento porque “el interés es mutuo en que esto salga bien”. “Confiamos en que haya un comportamiento cabal en el año que resta”, admitió. Aunque otro de los motivos de esa relación positiva podría ser la externalización que se produzca en el futuro, ya que “sería candidata”.

Noticias relacionadas