Saúl Núñez, uno de los alcaldables más joven de la provincia: "Votar no es como elegir al delegado de la clase"

El vallisoletano de 21 años intentará que el Partido Popular recupere el ayuntamiento de Mojados en los próximo comicios municipales del 26 de mayo. 

Saúl Núñez en un acto de las Nuevas Generaciones

La ilusión por ayudar a su pueblo ha llevado a Saúl Núñez a encabezar la lista del Partido Popular por Mojados a la Alcaldía, que intentará recuperar un cabildo en manos ahora de los socialistas. Perito judicial inmobiliario, estudiante de cuarto de Derecho y toda una trayectoria inmiscuida en la vida socio-cultural de su localidad, Núñez comenzó a forjar su ambición política cuando tenía 15 años, afiliándose a las Nuevas Generaciones del PP. Hoy, con tan solo 21 años, aspira a convertirse en uno de los alcaldes más jóvenes de la provincia -y posiblemente de toda España- con un partido renovado que aúna el saber hacer de la experiencia y la energía de una juventud cada vez más inmersa en el panorama político.

 

PREGUNTA - ¿Cuál es su trayectoria política?

Me afilié a las Nuevas Generaciones del Partido Popular cuando tenía 15 años. Siempre me había gustado el mundo de la política y el PP eran las siglas con las que más me identificaba. Dentro de las Nuevas Generaciones de Valladolid comencé a desempeñar ciertos cargos de responsabilidad en el Comité Ejecutivo, como secretario de Comunicación Electoral y, después, secretario de Coordinación, con 16 años. También, presidente de las Nuevas Generaciones de Mojados. Siempre he estado ligado a la vida socio-cultural de mi pueblo, siendo durante cuatro años el presidente de la Asociación de Jóvenes. Antes ya era el vicepresidente de la Asociación de Alumnos del Instituto de Mojados, donde hacíamos diferentes actividades para dinamizar a la juventud y al municipio en general.

 

RESPUESTA - ¿Cómo decidió dar el paso para ser candidato?

Estoy terminando la carrera de derecho, que siempre va ligado al mundo de la política, además de ser perito judicial inmobiliario. A finales de este año, empezó a fraguarse todo esto. Yo tenía constancia de que mi Junta Local de Mojados quería que fuese el candidato y el PP de Valladolid así lo ratificó. Fue una decisión unánime de los comités y mía. Yo pensé: ¡qué mejor manera de ayudar a mi pueblo, que es que lo que siempre he intentado y lo que siempre he querido hacer, que siendo el alcalde! Entonces di el paso y me postulé como candidato.

 

P.- ¿Le han puesto muchas trabas o ha sufrido descalificaciones al ser tan joven?

R.- La verdad es que no. Cuando se empezó a escuchar por el pueblo que iba a ser el candidato muchos se sorprendieron por los 21 años, ¡cómo no! Pero la mayoría de la gente lo ha entendido como algo positivo, porque en la política es necesaria la renovación, la ilusión y las ganas de trabajar que aporta la juventud. Prácticamente, la mayor parte de las personas de mi pueblo saben cómo soy: hasta que no consigo solucionar todos los problemas, por mínimos que sean, no voy a parar. Soy muy constante. Y respecto a las descalificaciones, no he tenido ningún tipo de descrédito por parte del resto de contrincantes políticos.

 

SAÚL NÚÑEZ, UNO DE LOS ASPIRANTES A ALCADE MÁS JOVEN DE VALLADOLID

 

P.- ¿Cree que los jóvenes reniegan de la política?

R.- Sí que es verdad que parece que la juventud siempre ha estado alejada de la política. De hecho, hace unos años en el Congreso se sentaban Fraga, Carillo, González, etc. Era gente mayor. Pero ahora la política se está atrayendo hacia la juventud. En todos los partidos, pero en especial en el PP, que es el que conozco, el candidato a la presidencia, Pablo Casado, no llega ni a los 40 años. Aquí, en Valladolid, tenemos a José Ángel Alonso, alcalde de Villalón, con 22 años, o a Eduardo Carazo que ha sido director estos cuatro años de la Juventud de Castilla y León y ahora es el número dos de Isabel García Tejerina para el Congreso de los Diputados. Esta legislatura ya estuvo Raquel Alonso como diputada, con 25 años. Como vemos, la tendencia es apostar por la gente joven y no como cuota, porque antes parecía que siempre tenía que haber algún joven para que diera el perfil y cumplir con el tanto por cierto que pedía la lista. Ahora se está contando con los jóvenes para gobernar, para tomar decisiones y para desempeñar cargos de responsabilidad. No está reñida la juventud con el saber hacer, con los conocimientos ni con la formación.

 

P.- ¿Cree que puede acaparar ese voto joven, sobre todo de la ‘generación Z’ que participará en sus primeros comicios?

R.- Actualmente la política está en el día a día de cualquier persona. Incluso los que tienen poco interés abren cualquier red social y hay política, aunque sea en forma de meme. La política no es algo lejano. Creo que es importante que los jóvenes que van a ejercer el voto por primera vez sean conscientes de lo que están haciendo con el simple hecho de votar. Quiero decir, esto no es como elegir al delegado de clase, no es un juego. Hay que votar a conciencia, sabiendo a qué y a quién se está votando. Y que tengan claro que ese derecho existe hoy gracias al esfuerzo de sus abuelos y bisabuelos; votar hace unos años era impensable y hoy en día tenemos una de las mejores democracias del mundo. A mí me gustaría que no hubiese abstención, que votasen lo que quisiesen pero que no se quedasen en sus casas. Me parece un gesto democrático que ha costado mucho conseguir y un derecho que todo el mundo debería ejercer.

 

P.- ¿Con qué vertiente política se siente más identificado, Pablo Casado o Mariano Rajoy?

R.- Yo no soy de todo a uno. Cada uno tiene sus cosas buenas y otras con las que no comulgo tanto. Casado aporta esa ilusión, dinamismo, energía y ganas de hacer las cosas bien por nuestro país. Rajoy tenía la experiencia respetable de una persona curtida que lleva años en la política. Por eso creo que si llevara en mi equipo sólo chavales jóvenes parecería una peña y no sería lo correcto. Es fundamental que la experiencia vaya de la mano con la juventud.

 

P.- Si el 26 de mayo sale elegido como alcalde de Mojados, ¿qué medidas considera más urgentes para llevar a cabo?

R.- En primer lugar, ponerme a trabajar desde ya por un pleno empleo, por intentar que todos los que quieran trabajar aquí puedan hacerlo y consolidar la industria que tenemos en los polígonos de Mojados. En segundo lugar, ampliar e intentar traer nueva industria que confíe en nuestro pueblo y sus trabajadores. Mojados es lo que es gracias a la industria. El pleno empleo, así como la calidad del mismo, es una de nuestras prioridades. Y otra medida es el día a día de los vecinos: tener una calle limpia, arreglar una farola, asfaltar ese bache por el que pasas todos los días con el coche, etc. Es decir, llevar diariamente los servicios de iluminación, de limpieza, de saneamiento, de agua y hacer de Mojados un lugar un poco más seguro en el que podamos convivir como sociedad y en buena sintonía.