Satse Valladolid pide más seguridad en el centro de Salud de Íscar, atacado reiteradamente por un individuo

Así quedó la ventana tras el ataque de este individuo la pasada Nochebuena.

El individuo ha permanecido en prisión y ahora acude al centro por el día y por la noche propinando patadas a puertas y ventanas

SATSE Valladolid continúa con sus exigencias a la Gerencia de Atención Primaria del Área Este de Valladolid de dotar con más seguridad el centro de salud de Íscar ante la presencia de un individuo que ya atacó el mismo la Nochebuena de 2016 y que tras permanecer en prisión, ha sido puesto en libertad a la espera de juicio.

 

Esta persona ha protagonizado distintos incidentes contra el personal del centro y sus instalaciones, según apunta el sindicato a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Así relata como en diciembre pasado llevaba más de un mes acudiendo a diario, por el día y por la noche, al centro de salud, llamando al timbre de guardia insistentemente, además de propinar patadas y puñetazos a los cristales y ventanas del centro, intimidando y aterrorizando tanto al personal sanitario como a los pacientes que acuden en horario de guardia.

 

El último de estos incidentes, señalan, fue en la tarde de Nochebuena, cuando intentó romper la entrada del centro con una valla y con un adoquín rompió una ventana del edificio.

 

Los sanitarios avisaron en esas ocasiones a la Guardia Civil, que acudió varias veces al día al centro por este motivo, y los sanitarios pusieron los hechos en conocimiento de la Gerencia de Atención Primaria de Valladolid Este de manera reiterada, continúa el comunicado.

 

Tras los hechos, esta persona permaneció en la enfermería de un centro penitenciario y se puso un vigilante de seguridad en el centro, pero Sacyl retiró esa vigilancia en enero y dicho individuo ha sido ahora puesto en libertad a la espera de juicio. Ayer apareció en el pueblo y al parecer, rompió la puerta de su propia casa.

 

Asimismo, ha parecido hoy en el centro de salud pidiendo que le cambiaran de enfermera, algo que le ha sido concedido, pero los profesionales enfermeros temen que puedan producirse futuras agresiones contra ellos, detalla desde SATSE.

 

Los profesionales manifiestan que el gerente de Primaria se comprometió a poner un vigilante siempre que exista un riesgo, pero SATSE Valladolid ha trasladado hoy al gerente de Primaria del Área Este su inquietud por esta situación y el gerente niega que suceda algo grave ahora y asegura que no hay motivo para poner un vigilante de seguridad en el centro, ante lo cual SATSE reitera que es necesaria esa vigilancia para prevenir que tengamos que lamentar un incidente grave con esta persona en el centro de salud.

 

SATSE insiste, según detalla el comunicado, en que la Gerencia de Primaria debe garantizar la seguridad de sus profesionales sanitarios y, siendo consciente de que no se puede poner un vigilante en cada centro de salud, sí cree que es necesario allí donde hay una evidencia de un riesgo para la integridad de sanitarios y pacientes.