SATSE denuncia la amortización una plaza de matrona en el Centro de Salud de San Pablo de Valladolid

El Sindicato de Enfermería, Satse en Castilla y León denuncia que el Sacyl quiere amortizar una plaza de matrona en el Centro de Salud de San Pablo, en Valladolid, lo que supondrá que la del Centro de Salud de Rondilla debe asumir la población que se atendía en San Pablo, además de la que ya atiende.

Esto implica un nuevo recorte sanitario que revierte negativamente en la asistencia a la población, según indica el sindicato a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

La Administración Sanitaria argumenta la agenda insuficiente que tiene la matrona de San Pablo, pero este argumento no se sostiene porque el problema de que el contenido de la agenda de trabajo de un profesional sea escaso se debe a varios factores.

 

Así, explica, el primero de ellos es que no existe una "adecuada gestión" de dicha agenda porque no se recoge en ella todo el trabajo que realiza la matrona, al incluir solamente las citaciones y no las consultas que se producen a raíz de otras intervenciones, como talleres, charlas, entre otras, y que en muchas ocasiones se resuelven fuera de agenda.

 

Además, existe una "falta de conocimiento y formación" sobre el uso de los programas informáticos que se aplican en Primaria y cómo cumplimentar correctamente cada ítem, lo que "influye negativamente" en que quede registrado todo el trabajo de la matrona. Junto a esto, también hay que decir que muchas de sus actuaciones "no aparecen vinculadas a su actividad" en el registro informático, sino a la del médico, lo que hace que su trabajo quede en la sombra y no sea reconocido.

 

La cartera de servicios de Primaria para la matrona está obsoleta, denuncian, porque no contempla muchas de las actividades que puede realizar la matrona y que, de hecho, realiza, que van más allá de una simple cita para una revisión en el centro de salud, sino que se extienden a la educación para la salud, entre otras.

 

La matrona es un profesional especialista de referencia para todas las etapas de la vida de la mujer, pero también para la pareja que se plantea un embarazo, explica el comunicado.

 

Asimismo, el sistema de registro de esta actividad asistencial de la matrona toma la actividad del año, lo que incluye cuando la profesional está de baja y sin una sustitución por otro profesional, por lo que esto también hace que lo recogido en la agenda no sea real y que aparezca como insuficiente esa agenda, señalan.

 

También se obliga a las matronas a cubrirse entre ellas sus ausencias por permisos de vacaciones, bajas, sin sumar más personal, una razón más para que el argumento de Sacyl no se sostenga, continúa.

 

CONTRADICCIÓN

 

La Consejería de Sanidad aboga en sus manifestaciones porque pretende dar una mayor calidad de los cuidados especializados a la población y a la vez, elimina puestos de enfermeras especialistas (matronas), "toda una contradicción y un sinsentido", porque va a obligar a la matrona de Rondilla a "asumir" el trabajo de esta además del suyo, obligando a trabajar "bajo mínimos y con más sobrecarga de trabajo". "Eso no es aumentar la calidad de cuidados especializados. Todo lo contrario", zanjan.

 

Se da la circunstancia, según apuntan desde Satse, de que actualmente se está en pleno concurso de traslados para las matronas de Sacyl después de ocho años sin él, y la Administración amortiza plazas. Además, Sacyl pretende contratar en lugar de la matrona, a un fisioterapeuta.

 

Satse reconoce que la figura del fisioterapeuta es imprescindible y defiende una mayor dotación de estos profesionales, pero no que se haga a costa de eliminar un puesto de otro profesional de otra categoría que nada tiene que ver con la Fisioterapia, sobre todo cuando ambas prestaciones sanitarias son necesarias.

 

El sindicato ya manifestó su desacuerdo con estas decisiones al gerente de Atención Primaria el pasado 16 de marzo, gerente que, según apuntan, era director general de Asistencia Sanitaria en la Consejería de Sanidad cuando se impulsó la transformación de plazas de enfermeros en plazas de matrona en Atención Especializada en Castilla y León.

 

Satse ha adviertido de que si Sacyl no da marcha atrás a estas decisiones, emprenderá movilizaciones de protesta porque dichas decisiones no solo perjudican a la profesión enfermera, sino que también perjudican a la población, que ve reducidas sus posibilidades asistenciales, concluye el comunicado.

 

Noticias relacionadas