Cyl dots mini

Satse alerta de la falta de personal en dos centros sociosanitarios con brotes de Covid-19 en Valladolid

Residencia Asistida de 3 Edad La Rubia Gestión Pública. ALBERTO HIERRO

Asegura que la residencia de La Rubia cuenta con 67 positivos y nueve el centro de personas con discapacidad psíquica de Pajarillos

El sindicato de enfermería Satse de Valladolid ha criticado la falta de organización de plantillas Covid de enfermería en los centros dependientes de Servicios Sociales pese a la aparición de brotes como los que ha afirmado que hay en la residencia de mayores La Rubia, con 67 positivos, o el centro de personas con discapacidad psíquica de Pajarillos, con nueve.

 

El sindicato, en un comunicado recogido por Europa Press, ha denunciado públicamente lo que considera "la crítica situación" que vuelven a atravesar las residencias de mayores y centros dependientes de la Gerencia Regional de Servicios Sociales debido a la falta de personal enfermero suficiente para atender a los residentes en un momento como el actual, en que varios centros de Valladolid están teniendo brotes y en el que los profesionales tienen que reforzar los turnos de trabajo ya que los centros se encuentran sectorizados para evitar contagios.

 

Satse ha recordado que el problema de plantilla enfermera es "de base" porque, ha explicado, habitualmente los centros de Servicios Sociales no cuentan con el personal enfermero suficiente. "Ahora, hay que reforzar los turnos para que un mismo personal no atienda a pacientes Covid y no Covid en un mismo turno y además se suma el hecho de que hay profesionales de enfermería de baja por positivo en Covid-19", ha añadido.

 

A este respecto, ha censurado que en vez de contratar profesionales, ese refuerzo y la cobertura de las bajas se hace con el mismo personal enfermero.

 

"La Gerencia de Servicios Sociales no se plantea reforzar la plantilla y es el mismo número de personal enfermero quien debe de atender una situación tan complicada como la actual tremendamente sobrecargada de trabajo", ha señalado Satse.

 

Según el sindicato, "es lamentable que no se haya aprendido nada de lo vivido en los meses de marzo y abril" y ha puesto como ejemplo la Residencia de personas mayores de La Rubia, en Valladolid, que cuenta con 236 residentes y que ahora tiene 67 de ellos con positivo en COVID-19.

 

FALTA DE PERSONAL

 

Esta residencia, ha afirmado Satse, está funcionando siempre con una sola enfermera en el turno de noche, "algo inadmisible en cualquier situación", pero más en estos momentos de pandemia y que el centro tiene residentes afectados por el coronavirus.

 

"Son los compañeros enfermeros los que tienen que renunciar a sus descansos para poder reforzar ese turno de noche, garantizando la división de circuitos (Covid y no Covid), así como el de tarde de los fines de semana, para intentar reducir de esta manera que se siga extendiendo el contagio entre los residentes", ha asegurado.

 

Por otro lado, en el caso del centro de personas con discapacidad psíquica de Pajarillos, Satse ha afirmado que se produce una situación muy similar, con un brote de nueve residentes enfermos de Covid y enfermeras que refuerzan los turnos de tarde y todos los turnos del fin de semana, "también a costa de sus días de descanso", ya que desde "hace años" la Gerencia de Servicios Sociales "desoye" la necesidad de reforzar la plantilla dado que el centro además no dispone de técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAES) y el personal de enfermería asume también sus funciones.

 

Así, Satse ha exigido a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades que aumente la plantilla de enfermeras en estos centros, "una necesidad que es imperiosa en una situación como la actual", ya que las profesionales de enfermería "no pueden seguir asumiendo esa tremenda carga de trabajo".

 

Además, ha incidido en que este personal "lleva arrastrando esa sobrecarga física y psicológica desde el mes de marzo, sin que Servicios Sociales aumente la plantilla y refuerce a un personal que ha estado y sigue estando en primera línea de lucha contra el Covid-19 y realizando una asistencia que es fundamental para una población tan vulnerable como son los mayores y las personas con discapacidad".

 

Según el sindicato, la Gerencia de Servicios Sociales comete los mismos errores que durante la primera ola de la pandemia en la Residencia de Parquesol, pero ahora "ya no puede excusarse con que les ha pillado desprevenidos, ya que toda la población sabía que la situación volvería a complicarse una vez iniciado el otoño".

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: