Saravia pide a la Junta que "tome cartas en el asunto" en el cierre del matadero de pollos Sada en Valladolid

A. MINGUEZA

La presidenta del Comité de Empresa, Nieves Muñumer ha informado al Ayuntamiento de Valladolid que el cierre afecta a 160 trabajadores, incluido personal de limpieza y de transporte.

El alcalde accidental y concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda de Valladolid, Manuel Saravia, ha reclamado este lunes que la Junta de Castilla y León "tome cartas en el asunto" sobre el cierre del matadero de pollos de Sada, que según ha detallado la presidenta del Comité de Empresa, Nieves Muñumer, afecta a un total de 160 trabajadores, incluido personal de limpieza y de transportes.

 

Muñumer y otros representantes sindicales han mantenido una reunión este lunes con los ediles Manuel Saravia, María Sánchez y Victoria Soto, quienes, en palabras del alcalde accidental debido a la ausencia de Óscar Puente, han mostrado su voluntad de estar junto a los trabajadores de Sada.

 

Así, el concejal de Valladolid Toma la Palabra ha recordado que el cierre anunciado por la empresa perteneciente al grupo holandés Nutreco afecta a unas 160 personas, entre los 82 empleados propios, los 55 de la cooperativa Servicarne con la cual se ha roto el contrato la pasada semena, además de personal indirecto que presta servicios de limpieza o transporte.

 

Por ello, Saravia ha reclamado a la Junta de Castilla y León que tome "cartas en el asunto", para lo que ha asegurado que se pondrá en contacto con la Administración regional, además de con la empresa, pues ha reprochado que, por ahora, la información que se ha dado es "mínima o menos que mínima", por lo que se desconocen oficialmente las causas del anuncio de cierre, el alcance que tendrá o las condiciones que se puedan plantear a los trabajadores.

 

El edil también ha mostrado las "contradicciones" que en su opinión presenta la decisión de la cárnica Sada, pues entre los motivos que se han conocido a través de los medios de comunicación están los de obsolescencia de la planta y las dificultades urbanísticas apara ampliar las instalaciones.

 

En primer lugar, Saravia ha destacado que la empresa perteneciente a Nutreco llevó a cabo una obra para nuevas instalaciones de ahorro energético que la presidenta del Comité ha cifrado en un coste de 600.000 euros. "No se entiende invertir y a la vez cerrar ya", ha apuntado Nieves Muñumer, quien ha recalcado que la planta procesa actualmente entre 33.000 y 35.000 pollos al día, "al 100 por ciento" de su capacidad de producción.

 

En cuanto al urbanismo, Manuel Saravia ha recalcado que "para nada" es cierto que los terrenos presenten problemas. Sí que ha reconocido que en el primer avance de la revisión del PGOU, presentado todavía por el anterior equipo de Gobierno del PP se planteaba alguna dificultad para que se mantuviera en marcha la depuradora del complejo de Sada, situada junto al río Pisuerga, pero ha matizado que el actual Gobierno municipal ha decidido que se pueda mantener el uso.

 

También ha apuntado que la parcela está ya desvinculada de un sector urbanístico más amplio, al tiempo que ha subrayado que si Sada quisiera ampliar las instalaciones tendría que adquirir parcelas adyacentes y tampoco habría problema para hacerlo.

 

Por otra parte, el edil ha lamentado que el anuncio de cierre se haya planteado justo antes del periodo navideño, un momento "muy duro" y "mucho más confuso para la tramitación y la negociación".

 

De este modo, el próximo paso en este proceso de cierre es la reunión del Comité de Empresa este miércoles, 7 de diciembre, con representantes de Sada Castilla-Galicia, tras lo cual está convocada ya una concentración a las puertas de la planta -a partir de las 13.00 horas- con el fin de mostrar el "desacuerdo total con el cierre de la empresa".