Saravia insiste en que los fondos europeos no pueden financiar el soterramiento
Cyl dots mini

Saravia insiste en que los fondos europeos no pueden financiar el soterramiento

Imágenes de Enzo Veganzones

Decae la moción presentada por el PP, que pedía paralizar la integración ferroviaria e iniciar un pacto social para el soterramiento y reitera que la financiación “es posible” con la liberación de suelos.

El concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, rechazó hoy que existan diferencias de rentas y de seguridad por el efecto de la vía del tren e insistió en que los fondos europeos no financian el soterramiento, tal y como le reclamó la oposición. En este sentido, defendió, que ADIF ha contestado que solo financian “cercanías y mercancías” y que el criterio “fundamental es la madurez”, es decir, que que puedan ser ejecutados antes del 30 de junio de 2026. Y recordó que a Richard Rogers “le llevó redactar el proyecto cuatro años”. Igualmente, habló de “importantes sobrecostes” en otras obras similares en Valencia y Zaragoza.

 

Saravia admitió haber tomado nota de todo lo planteado por las asociaciones vecinales, que precedieron el uso de la palabra de los grupos políticos, en el pleno extraordinario sobre el soterramiento por una moción del PP, que decayó en su votación, gracias al voto de calidad del alcalde. “Entiendo a los vecinos que quieren que se soterre el ferrocarril. Me gustaría que entendiesen los argumentos de la integración en superficie, que es una propuesta que se lleva a cabo desde que en 2016 un Consejo de Administración Adif planteara su disolución y se planteó como una buena solución de llevar la integración. Es un buen proyecto”, comentó.

 

Igualmente, justificó que “cuando en el resto de Europa no se soterra, con mucho más presupuesto, será por algo”, y citó el ejemplo de Utrech (Países Bajos), con cinco veces más de fondos y una propuesta en superficie de “la que presumen”. En un pleno marcado por las continuas interrupciones del público asistente al que el alcalde, Óscar Puente, mandó callar en varias ocasiones, Saravia recordó que cuando llegó al gobierno estuvo dos años “defendiendo el soterramiento, para lo que se hizo todo lo posible”. “Pero tras poner las cartas boca arriba, nos encontramos con una deuda monstruosa y la ‘confor letter’ ilegal. Al final consideramos diseñar y proponer la integración en superficie exclusivamente con dinero público”, aseguró.

 

Sobre la seguridad y los llamados ‘túneles del miedo’, informó de que las denuncias en las zonas próximas del ferrocarril, no solo en los pasos, “no es significativa en su conjunto en los cuatro primeros meses de 2022”.

 

Al respecto, señaló que el Ayuntamiento cuenta con tres tasaciones hipotéticas: 184, 538 y 366 millones. En la primera hipótesis, a fecha actual (método residual dinámico), teniendo en cuenta todos los costes, informó Saravia; la segunda, 538 millones, “sin considerar plazos ni costes de gestión ni de urbanización, es decir, como si ya fuesen solares a la venta” (se aplica el método residual estático, sin más); y en tercer lugar, 366 millones, “como el anterior, pero teniendo en cuenta plazos de comercialización, pero sin considerar los de costes de gestión y urbanización”. En este sentido, explicó que los promotores “ahora mismo” ofrecen en torno a 200 millones y “planteando la posibilidad de incrementar el aprovechamiento. “Nos movemos entre los 184 y los 1.065 millones”, dijo.

 

Rectificar es de sabios

La portavoz ‘popular’, Pilar del Olmo, pidió al equipo de Gobierno una rectificación sobre el proyecto, que “es de sabios”, e incluso aseguró que “nos lo debemos aplicar todos”, después de que otros grupos le afearan su cambio de posición en estos años, e incluso admitió que “todos los partidos tenemos nuestra porción de culpa”, pero planteó la esperanza de que “hay tiempo”. “Alcalde, ha tenido la oportunidad de escuchar a la ciudadanía aunque no haya querido. Espero que sea diferente al del plan de Movilidad hace un año”, señaló Del Olmo, quien recordó que en este último año el equipo de Gobierno “se ha visto obligado a realizar modificaciones” en ese plan. Por todo ello, pidió la paralización de las obras en superficie en marcha, que calificó de “fracaso”, e “iniciar de forma inmediata los trabajos necesarios para alcanzar un pacto social y político que aborde el necesario soterramiento de las vías.

 

Igualmente, acusó al equipo de gobierno “de no saber salir del bucle de falsedades en torno a los fondos europeos mientras otras ciudades avanzaban”. En este sentido, mencionó que de las 31 ciudades con el soterramiento en marcha o en estudio, 22 tienen menos población que Valladolid. “Deberíamos ajustar el proyecto porque la población tiene ganas. Solo falta voluntad política. Como es el proyecto más importante para la ciudad, les ofrecemos un gran pacto político y social para abordar este asunto que cambiará y modificará Valladolid para los próximos cien años”, insistió Del Olmo, quien explicó a los vallisoletanos que los “dos únicos obstáculos son Puente y Saravia” y criticó al portavoz del PSOE, Pedro Herrero, por recordar al pasado y reprochar los pasos dados por el anterior alcalde, Javier León de la Riva, a quien el socialista tachó de “delincuente y convicto”. “Ustedes tienen envidia del mejor alcalde que ha tenido esta ciudad”, respondió la concejala.

 

Proyecto ideologizado

Por su parte, el concejal de Vox Javier García tachó de “no llevar a cabo el proyecto por razones ideológicas” y consideró que las “ideas, valores y principios no deben cambiar en función del resultado electoral, sino que se defienden independientemente de ello”. Dio la “bienvenida” al PP “de nuevo a la trinchera”, ya que coincide en que la ausencia del soterramiento “es posible y solo falta de voluntad política” y situó el centro del debate “en la obra, y no tanto en los fondos europeos”. “No le podemos dar esa excusa”, se dirigió a Pilar del Olmo, “porque no quieren por motivos ideológicos, y punto”.

 

Mencionó distintas mociones presentadas por su organización en esta legislatura en favor del soterramiento y habló de “despilfarro” con la integración ferroviaria. También criticó al equipo de Gobierno “por manosear” el concepto de participación ciudadana y de “estar engañando a los ciudadanos”. Incluso puso un audio de Puente de 2012 en el que se comprometía ante notario a desarrollar el proyecto con “recursos estrictamente municipales”, cuando en aquel momento “el presupuesto del Ayuntamiento era de 250 millones y una deuda viva de 200 millones, y ahora es de 380 millones y la mitad de deuda”.

 

García se refirió al “superávit” que se generaría gracias a la venta de terrenos liberados, que “ascienden a 600 millones, y que menos la deuda, se quedaría en alrededor de 300 millones”. Puso en varias ocasiones el ejemplo de Murcia, “donde lucharon y pelearon para que llegara soterrado por 182 millones”, por lo que pidió “renegociar el convenio en Valladolid”. “Sería dramático gastarnos mil millones de euros y que las vías se quedasen en superficie”, deslizó, antes de invitar al alcalde “a luchar por su ciudad y a dejar el Twitter”.

 

Consulta popular

El concejal de Ciudadanos Martín Fernández Antolín recordó que este tema lleva sobre la mesa 40 años y lamentó que lo hayan intentado “monopolizar” muchos de los partidos, olvidándose de que su labor es la de velar por el bien común”. Por ello, reclamó “devolver la palabra a los vecinos” mediante una consulta popular y que las futuras generaciones “lo acometan si se apoya”.

 

También consideró que es una “pena que Valladolid protagonice un pleno que se llame ‘Murcia que bonita eres’ y sostuvo que si el plan Saravia es “malo, también lo parece el que plantean otros”.

 

Por último, cifró en más de 70.000 los habitantes que residen al otro lado de las vías, es decir, uno de cada cuatro vallisoletanos, que estarían entre las diez ciudades más importantes de la ciudad.

 

No prometer algo que no podamos cumplir

El portavoz socialista Pedro Herrero mantuvo un enfrentamiento dialéctico con la ‘popular’ Pilar del Olmo, a la que recordó que fue el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy el que “descartó proyectos de soterramiento faraónicos”, mientras que la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, dijo que el de Valladolid “había que revisarlo” y planteó una una vía de integración como “única salida viable”. Respondió a Fernández Antolín que sería “absurda” una consulta ciudadana, porque es lo “todos queremos”, y defendió que “no existe un ejemplo como el de Valladolid, con cinco kilómetros de vías, AVE y una estación en el centro de la ciudad”.

 

Herrero aceptó las críticas, pero aseguró que este equipo de Gobierno “no va a garantizar el soterramiento sin fecha ni prometer nada que no pueda cumplir”. “Eso se lo dejamos al PP”, expuso, contra el que cargó por votar por la integración ferroviaria en Consejo de Gobierno de la Junta cuando Del Olmo era consejera de Hacienda y ahora presenta una moción para su paralización. “Se cambiaron de chaqueta para presentarse a las elecciones y tras caer derrotados lo volvieron a hacer”, afeó.

 

Igualmente, recordó que mientras gobernó León de la Riva “no faltó la lealtad del PSOE, pero cuando han pasado a la oposición, Vox ya le ha dado la bienvenida a la trinchera”.

 

Y recordó a los ‘populares’ que “su falta de gestión, de visión y soberbia” fue uno de los causantes de acabar con el soterramiento. “De la Riva mató el proyecto, escondió el cadáver y salió por la puerta de atrás. Nos tocó hacer la autopsia y estamos pagando la deuda”, utilizó como paradoja.

Comentarios

¡VÍAS FUERA! 26/04/2022 10:58 #5
Para #2: vete a Murcia, Bilbao, Vitoria, Alicante, Valencia, Granollers, Montcada... y explícalos tu "argumento" de que no deberían hacer sus soterramientos, porque es derrochar el dinero. En Murcia igual hasta te corrían a pedradas. Para #3: eso que cuentas de los MD sólo pasa en tu mente. Adif jamás anunció que suprimiría los MD si había soterramiento aquí. ¡Jamás! Pero llevas dando la matraca con tu "argumento" hace un montón de años, y como si por repetir tropecientas veces lo de los cambiadores (eso es el chocolate del loro, por favor) fuera a convertirse en cierto, o tuviera alguna importancia en la realidad.
Roberto 26/04/2022 09:45 #4
El AVE llegó a Valladolid en 2007. Las obras se iniciaron hace 21 años creo recordar. ¿Por qué ahora se podría hacer algo que no se hizo antes? Yo vivo del otro lado de las vías y cuando voy al centro andando no se me caen los anillos por pasar el túnel. Lo veo un despilfarro y los que lo reclaman no sé que han estado haciendo estos últimos 15 años. Es pura política. Cuando lleguen los otros, harán un plan estrella, el Plan Calatrava por ejemplo. Les llevará otros 4 años diseñarlo y se pondrían como pronto a partir de 2026 a buscar financiación. Sería como la autovía del Duero o la de León no se acabaría ni para el 2050. Así que, entre lo que se deciden, mejor es tener unos pasos más decentes para los que vivimos al otro lado.
Usuario MD 25/04/2022 19:55 #3
El proyecto anterior no tenia ni siquiera vías de ancho ibérico, así que a ver cómo entraban a la estación los trenes de Ávila o de Salamanca (entre otros), y si alguno dice "por los cambiadores de ancho", que sepa que solo pasar por ahí son 100€, sin contar el mantenimiento extra, el coste de instalar el sistema en un tren MD compatible, el coste del tiempo... y las molestias a los viajeros porque eso te suma por lo menos 5-10 minutos de viaje, lo que hubiera hundido la propuesta de mejorar los servicios a Palencia y Medina del Campo. El proyecto que había no tenía base real de nada.
Milenial y de Delicias 25/04/2022 18:23 #2
Y aunque pudieran, estamos al borde de una grave crisis y algunos siguen insistiendo en tirar el dinero en soterramientos en lugar de buscar la independencia energética de Rusia y en general de otros países externos a la UE. ¡Que ya no estamos en 1995!
Me lo expliquen 25/04/2022 15:43 #1
Si lo dice el alcalde... otra cosa es lo que diga Oscar Puente.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: