Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Saravia considera que sería ''razonable'' que VTLP conservara sus concejalías si llegan a un acuerdo con el PSOE

Manuel Saravia.

El líder de Toma la Palabra ha tenido la primera toma de contacto con sus socios de gobierno y asegura que la posible renovación del pacto no es una cuestión de proporciones sino de objetivos.

El calendario aprieta y es momento de negociaciones. Este miércoles se ha producido la primera toma de contacto entre PSOE y Valladolid Toma la Palabra (VTLP) en vistas a mantener la colaboración de los grupos en un futuro gobierno municipal. Según Manuel Saravia, líder de la formación, esa reunión inicial ha versado sobre aspectos generales: ‘‘Hemos hecho un diagnóstico general, comentado el funcionamiento del mandato y hemos la posibilidad de llegar a acuerdos para poder hacer un gobierno conjunto’’.

 

El concejal de Urbanismo en funciones ha incidido en que el posible pacto con los socialistas ''no está enfocado en una cuestión de proporciones, sino en unos objetivos y en cuál es la mejor forma de conseguirlos. Estamos centrados en aspectos cualitativos, nos interesa una política de progreso y unos objetivos concretos, tenemos que definir cuál es la mejor manera de conseguirlo, pero no va a ser un tema de distribución'', indica.

 

Sobre si va a solicitar mantener las concejalías de Urbanismo y Medio Ambiente, Saravia ha deslizado que ''no es algo irrenunciable'', pero que de llegar a un acuerdo ''sería lo más razonable y lógico estando las personas que estamos y la experiencia que tenemos, aunque no hemos planteado esos términos''.

 

En el encuentro han participado Óscar Puente, Pedro Herrero y Charo Chávez por parte socialista, y el propio Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos por Toma la Palabra. Según el líder de la confluencia de izquierdas, el alcalde de Valladolid le ha transmitido que ''la mejor opción'' para él es mantener el acuerdo con VTLP.

 

Saravia espera que la próxima semana ya exista un planteamiento claro sobre la idea de gobierno, ya que el ejecutivo municipal tiene que conformarse el 15 de junio. La idea de Valladolid Toma la Palabra es poder tener margen suficiente para llevar a consulta cualquier propuesta de pacto a su censo de militantes.