Santiago Bellido reinventa a los doce apóstoles en una exposición "íntima" y "polémica"

Su exposición 'Cenáculo. Políptico de los apóstoles' puede verse en el Museo de San Joaquín y Santa Ana.

El artista y profesor de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) Santiago Bellido ha reinventado a los doce apóstoles en su exposición 'Cenáculo. Políptico de los apóstoles', donde aparecen representados de forma "moderna" y "juvenil" mediante el reflejo de atributos individuales orientados a la vida y personalidad de cada personaje.

 

Así lo ha indicado el propio pintor este viernes en la inauguración de la muestra, que permanecerá en el Museo de San Joaquín y Santa Ana de Valladolid hasta el próximo 28 de julio.

 

Durante la presentación, Bellido ha estado arropado por la vicerrectora de la UEMC -entidad coordinadora de la muestra- Cristina Gómez Cuesta, y por el gerente del museo, Jesús del Río.

 

Tras una "exhaustiva" investigación acerca de la personalidad de cada uno de los apóstoles, los doce óleos de Bellido han encontrado el lugar "perfecto" para ser expuestos a pesar de lo "incómodo" y "polémico" de la obra, según ha confesado el autor.

 

En este sentido, Bellido ha constatado que los apóstoles tuvieron una vida "plena" y "enriquecedora", pues se convirtieron en otras personas tras su contacto con Jesús, algo que ha plasmado en sus cuadros para que los espectadores puedan sentirse "identificados" con ellos.

 

Por esta razón, ha reflejado el carácter de los apóstoles a través de objetos modernos de uso cotidiano como auriculares, mochilas, relojes o vaqueros mezclados con los símbolos tradicionales que les identifican, todo ello con el fin de eliminar el martirio y la iconografía "sangrienta" con la que habitualmente son representados.

 

Por su parte, la vicerrectora ha destacado lo "innovador" y "rompedor" de la muestra, además del talento "innato" de Bellido, cuya "reinterpretación" acerca a los apóstoles de "otra manera" y "hace pensar" al espectador, mientras que el gerente del museo ha ensalzado la "frescura" y el "dinamismo" de las obras.

 

TÉCNICAS PLASMADAS EN LOS CUADROS

 

Desde que Antonio López le transmitiese la "importancia" de pintar al natural, Bellido puso en marcha esta técnica. Sin embargo, a pesar de las largas sesiones de posado de alrededor de ocho horas de duración, tuvo la necesidad de corregir algunos detalles a partir de fotografías.

 

Por esta razón, las partes retocadas aparecen "resaltadas" en las obras, pues Bellido quiso contar el proceso pictórico a través del propio cuadro.