Cyl dots mini

Sanitas indemnizará con 192.822 euros a una joven en Valladolid por errar el diagnóstico de un cáncer de mama

El Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Valladolid ha dictado sentencia, tramitada por los Servicios Jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente', condenando a Sanitas a indemnizar a T.H.N., con la cantidad de 192.822 euros, por la defectuosa asistencia sanitaria que le fue prestada en la Clínica Recoletos de Valladolid.

Según la sentencia, remitida por la asociación a través de un comunicado a Europa Press, a finales del mes de octubre de 2013, T.H.N., que en ese momento tenía 30 años, se detectó mediante autoexploración un nódulo en su mama derecha. Puesto que su madre había padecido cáncer de mama, tan solo dos años antes, de inmediato, solicitó consulta en el servicio de ginecología de la Clínica Recoletos de Valladolid, perteneciente al cuadro médico de la compañía aseguradora Sanitas, donde fue vista el día 29 de octubre de 2013, para valoración de la tumoración.

 

Tras realizar una exploración y una ecografía, se informó a la paciente de que se trataba de un nódulo benigno. Por motivos laborales, se trasladó a vivir a Inglaterra. En el mes de febrero de 2014, al realizarse otra autoexploración, detectó que el bulto había crecido, así que acudió en Inglaterra, al Centro médico General Practice, donde fue derivada a una unidad de diagnóstico rápido de cáncer de mama.

 

Se le realizó una ecografía practicando PAAF (punción aspiración aguja fina) y biopsia de la lesión. La PAAF informó el mismo día de un carcinoma de mama.

 

Dicho hallazgo motivó que la paciente regresara de inmediato a España, interrumpiendo su actividad laboral.

 

La sentencia considera que existió un error diagnóstico y una falta de control de la enferma. Reprocha que cuando T.H.N. acudió a la clínica Recoletos, el 29 de octubre de 2013, no se actuó en base a los criterios establecidos como norma praxis. Se debería haber indicado, una mamografía e inexcusablemente, una punción biópsica de la lesión, continúa el comunicado.

 

Realizar, exclusivamente, una ecografía y atreverse a establecer la benignidad de la lesión sólo con esos datos, constituye una mala praxis, entienden desde la Asociación.

 

"Fue un grave error no estudiar, cuidadosamente, la patología benigna de la mama, pues la exploración clínica junto a las técnicas de imagen, muchas veces, no son concluyentes, requiriendo la evaluación histopatológica de las lesiones para descartar un proceso de malignidad con seguridad", explica el comunicado remitido a Europa Press.

 

En este sentido, la sentencia recuerda que no se siguió el protocolo de normo praxis, y que tal comportamiento no puede apoyarse en el resultado de la exploración física, y que además se dio por bueno un resultado ecográfico no concluyente de fibroadenoma, sin citar a la paciente para una nueva prueba a los seis meses.

 

Además, señala que se infringió por todo ello la 'lex artis ad hoc' y concurre el elemento culposo para que surja la obligación de indemnizar los daños que se causen.

 

La presidenta de la Asociación 'El Defensor del Paciente', Carmen Flores, en relación a la sentencia, ha señalado que es digno de "encomio" que los jueces se pronuncien de forma "tan clara" y "específica" cuando existen negligencias médicas de "este calibre", lo que demuestra el avance en la defensa de establecer los "derechos" de los pacientes a ser tratados de forma "correcta".

 

RESPUESTA DE LA CLÍNICA RECOLETOS

 

Desde la Clínica Recoletos han apuntado una serie de correcciones. En primer lugar niegan que "se haya producido un error de diagnóstico por parte del Dr. Medina" y apuntan que la clínica "no fue parte en el procedimiento ante el Juzgado lo que ha impedido la defensa ante la reclamación de la paciente".

 

Desde Recoletas defienden que el doctor "siguió fielmente el protocolo establecido por la Sociedad Española de Patología Mamaría y Senología" y que el propio médico indicó a la paciente "un protocolo de seguimiento corto y realizarse una revisión a los 6 meses - 1 año, aconsejando, además, quitar el nódulo en caso de crecimiento".

 

La carta remitida por María Santaolaya, gerente de Recoletos, finaliza indicando que "la sentencia no ha sido recurrida por Sanitas en contra del criterio de la Clínica Recoletos". 

Noticias relacionadas