Sánchez Valencia dejará la presidencia del Atlético Balonmano Valladolid

Sánchez Valencia, a la izquierda, junto al responsable de Cuatro Rayas en un acto de promoción.

El presidente del club vallisoletano anunciará oficialmente el martes su marcha del club justo un año después de su fundación. Le acompañará el vicepresidente Toño Garnacho.

El presidente del Atlético Balonmano Valladolid, Juan Carlos Sánchez Valencia, abandonará la presidencia del club un año después de su puesta en marcha. Le acompañará en su salida el vicepresidente, Toño Garnacho, clave en la buena marcha del equipo esta temporada en sus tareas de confección de plantilla.

 

Sánchez Valencia lanzó un fuerte órdago al nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valladolid al solicitar que el Atlético Balonmano Valladolid pudiera disponer de un pabellón en exclusiva para explotar todos sus recursos. La negativa municipal, tras una reunión con el concejal de Deportes, Alberto Bustos, ha acelerado su salida. No habrá tal exclusividad y el club deberá compartir la instalación con el Aula Cultural. Esta próxima semana nhabrá un nuevo contacto entre ambos clubes, pero las posturas están bastante definidas.

 

Sánchez Valencia y Toño Garnacho cederán el testigo en un relevo tranquilo, ya que la dirección del club quedará en manos del equipo de colaboradores y directivos que han venido trabajando durante esta primera temporada de andadura del Atlético Balonmano Valladolid. La confección del equipo, con los últimos retoques deportivos, está apunto de culminar con el trabajo realizado por Garnacho.

 

Otras fuentes apuntan a una clave política en la salida de Sánchez Valencia, muy ligado al Partido Popular y con buenas relaciones con el anterior equipo de gobierno municipal. En su momento, se levantaron las suspicacias por la subvención municipal que la concejalía de Deportes concedió al club de nueva creación y que le aseguraba prácticamente cubrir su presupuesto.