Sánchez, López de Haro y otros 54 empleados de Mantenimiento declararán en el 'Caso Samaniego'

Luis Alberto Samaniego, en su declaración en el juzgado. BORIS GARCÍA

Así se desprende del listado que el Ayuntamiento ha facilitado a la titular del Juzgado de Instrucción número 4.

El concejal de Seguridad y Movilidad en el Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Sánchez, junto con el director de Seguridad, Juan López de Haro, y al menos medio centenar de trabajadores del Área de Mantenimiento declararán como testigos en el denominado 'Caso Samaniego' relativo a la supuesta trama de adjudicaciones de obras menores y servicios, por importe de 11,2 millones de euros, a empresas del entonces jefe de departamento, Luis Alberto Samaniego Conde, su hijo y un primo del primero.

 

Así se desprende del listado que el Ayuntamiento ha facilitado a la titular del Juzgado de Instrucción número 4 y en el que, de conformidad con la solicitud de la Fiscalía, se especifican tanto los nombres y apellidos de todos los trabajadores del Área de Mantenimiento desde el año 2000, en total 54 operarios, como los de los superiores jerárquicos de Samaniego Conde.

 

En este último capítulo, el Consistorio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas, cita en primer lugar a Ana Isabel Page, directora del Área de Patrimonio, que declarará el día 20 de noviembre; Francisco Javier Rodríguez Bustos, director del Área de Seguridad y Movilidad; el ex superintendente jefe de la Policía Municipal y hoy director de Seguridad, Juan López de Haro, y por último el concejal de Seguridad y Movilidad, Manuel Sánchez.

 

Todos ellos serán llamados a testificar, en fechas aún no concretadas, en el marco de las pesquisas que se siguen en Instrucción número 4, cuya titular ha decretado además, dando también así cumplimiento al requerimiento de la acusación pública, el bloqueo de las cuentas bancarias de las cuatro personas imputadas en el proceso, Luis Alberto Samaniego; su hijo, Luis Javier; el primo del primero, Antonio Bernardo Samaniego, y el contable del grupo de empresas familiares, Miguel Ángel Rodríguez Patín, así como de las nueve mercantiles vinculadas al clan.

 

El bloqueo, ya efectivo, ha llevado al defensor de los Samaniego, Luis Lavín, a anunciar la interposición del correspondiente recurso tras constatar que la inmovilización se ha extendido a cuentas gananciales que ha afectado a la esposa del exjefe de Mantenimiento, "que nada tiene que ver con los hechos investigados", e incluso a la propia pensión que el imputado -se jubiló en verano- percibe a través de una de esas cartillas, sin que esta medida hubiera sido acordada por la instructora.