Samuel Tsegay y Marta Tigabea se llevan el Cross Internacional Ciudad de Valladolid

Gerardo García, Roberto Alaiz, Samuel Tsegay, Antonio Jiménez y Alfonso Lahuerta. / Foto: J.P.
Ver album

El de Eritrea y la etíope fueron los más rápidos en las categorías absolutas masculina y femenina, en un evento que reunió a cerca de 2.500 atletas en una exitosa mañana deportiva en el circuito de Covaresa.

Categoría absoluta masculina:

 

1. Samuel Tsegay. 30 minutos, 24 segundos.

 

2. Roberto Alaiz. 30 minutos, 34 segundos.

 

3. Antonio Jiménez 'Penti'. 30 minutos, 49 segundos.

 

Categoría Absoluta Femenina:

 

1. Marta Tigabea. 23 minutos, 47 segundos.

 

2. Alba García. 23 minutos, 52 segundos.

 

3. Paula González. 23 minutos, 58 segundos.

Viento. Barro. Algo de frío. Pero sobre todo, una climatología que respetaba a aquellos que se presentaron en el circuito de la Cañada Real de Covaresa y por supuesto muchas ganas de practicar atletismo. Y si no que se lo digan a Samuel Tsegay y a Marta Tigabea, que se llevaron el XXVI Cross Internacional Ciudad de Valladolid en categoría absoluta a sus casas, en un alarde de físico y buen hacer.

 

No se trataba de un Cross como los anteriores, sin ir más lejos porque el de este año había batido récords en cuanto a número de inscritos se refiere. Nada más y nada menos que 2.300 atletas federados de todas las edades y categorías se dieron cita este domingo para comprobar quién era el más rápido y tenía más aguante en sus músculos.

 

En categoría absoluta, primero sería el turno de las féminas. Tras una carrera intensa, de nada menos que 6.750 metros, sería la ya nombrada Marta Tigabea, de Etiopía, la que se llevaría la palma por delante de Alba García, segunda, y Paula González, tercera. El mano a mano entre las tres atletas llegó hasta la recta final donde, la campeona terminó por imponerse.

 

“Íbamos muy igualadas, todo iba guay y hemos corrido cómodo”, explicaba Marta recién concluida la carrera, todavía sin aire. “Iba con mi ritmo, no las he usado a ellas para marcarme el paso. Ahora estoy bien, porque he tenido malas temporadas y estoy entrenando bien”, continuó, antes de concluir con un “el año que viene espera estar aquí”. Que tiemblen sus rivales ante esta etíope de veinticuatro años.

 

 

Sería otro africano el que también se llevase el entorchado masculino. Samuel Tsegay, toda una pantera acostumbrada a este tipo de pruebas, se llevaría el oro de manera bastante más holgada que su compañera. Por delante de Roberto Alaiz y Antonio Jiménez ‘Penti’, plata y bronce, Samu no tuvo rival.

 

“Me he sentido muy cómodo en la prueba, ha sido más bien fácil”, aseguraba botella de agua en mano y con una sonrisa en el rostro. Y es que al principio se mantuvo en el pelotón de cabeza, pero mientras sus contrincantes iban relajando el ritmo, él por el contrario se dedicó a aumentarlo hasta dejarles atrás. “Esta ha sido realmente fácil”, remarcaba.

 

“El año que viene también estaré si me invitan”, prosiguió. Sería su tercera participación después de la recién concluida y la de 2009, “que apenas le gustó, porque no hubo ni barro ni frío aquella vez”. Un fuera de serie, vamos.

 

LA CANTERA DEL ATLETISMO

 

Pero el protagonismo no solo se lo llevarían Samuel y Marta, ni siquiera el resto de atletas de las categorías Absoluta y Promesas. En Castilla y León y en Valladolid la tradición por el running sigue creciendo a pasos agigantados, también en las categorías de Cadete, Benjamín, Juvenil, Junior, Alevín, Infantil y hasta Pre Benjamín, con pequeños valientes que apenas levantaban un metro del suelo con sus apenas seis añitos de edad.

 

“Esto significa que el atletismo en Valladolid va cogiendo fuerza poco a poco. Además, hoy está haciendo un día estupendo, aunque lo importante son los pequeños, que son los que mejor se lo pasan, los más agradecidos y a fin de cuentas son la cantera”, explicaba con una sonrisa en la cara Gerardo García, presidente de la Federación de Atletismo de Castilla y León a Tribuna de Valladolid.

 

No solo en cuanto a afluencia de inscritos fue un éxito este XXVI Cross Internacional Ciudad de Valladolid. Otras 1.500 personas se dejaron ver por el circuito de la Cañada Real de Covaresa para seguir en primera persona el campeonato. Y es que no solo de fútbol, baloncesto o balonmano vive el hombre, como quedó patente este domingo.

Noticias relacionadas