Sampie Mastriet, refuerzo en tres cuartos para El Salvador

El ala sudafricano, de 26 años de edad e internacional por la sudafricana de Seven, llega al club de Valladolid procedente de los Eastern Province Kings.

SilverStorm El Salvador refuerza su plantilla con la llegada del tres cuartos sudafricano Sampie Mastriet. El jugador, de 26 años de edad, mide 180 centímetros y pesa 84 kilos, jugando especialmente en la posición de ala izquierdo, si bien puede desempeñarse en labores de zaguero.

 

El jugador ha militado en algunos de los equipos sudafricanos de mayor relieve, como es el caso de los Blue Bulls de Pretoria, los Golden Lions de la provincia de Johannesburgo, o los Eastern Province Kings, desde donde llega a la entidad colegial.

 

 

Estábamos buscando incorporar a nuestra plantilla a un jugador con un currículo contrastado, que pudiese sumar a nuestro vestuario desde el mismo momento de su llegada, y creo que con Mastriet lo hemos encontrado”, afirmaba el entrenador Juan Carlos Pérez. El técnico colegial califica al jugador nacido en Maraisdal como “un hombre con un claro perfil de definidor, que va a venirnos muy bien para esta fase final de la temporada”.

 

Entre las competiciones disputadas por parte de la nueva incorporación a la plantilla blanquinegra en su país natal destaca su participación con los Bulls en el Super Rugby, la competición de clubes más importante del hemisferio sur, así como en la Currie Cup sudafricana que acaba de disputar con los Kings.

 

Mastriet también ha jugado con la selección sudafricana sub’20, disputando el Mundial, así como con el combinado nacional de los Springboks de Seven, con el que disputó la Copa del Mundo de la categoría en Moscú en 2013, y un total de 6 World Series.

 

Sampie Mastriet llega a SilverStorm El Salvador empleando la figura del ‘medical joker’, que permite a los clubes incorporar nuevos jugadores en caso de que en su plantilla se produzcan lesiones de más de 3 meses de duración, como ha sido el caso de los tres cuartos blanquinegros Jean Yves Zebango y Johny Carter.