Sáez Aguado asegura que pronto se consolidará en Valladolid una estructura para impulsar la investigación biomédica

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que "más pronto que tarde" se consolidará en Valladolid una estructura que dará un "impulso importante" a la investigación biomédica.

Sáez Aguado se ha expresado así en el marco de la inauguración de la X edición del Curso de Gestión de Investigación Biomédica que se ha desarrollado en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y en el que han participado también el director del Instituto de Ciencias del Corazón (Icicor) --que organiza el evento-- y jefe del Servicio de Cardiologa del Clínico, Alberto San Román, o el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza.

 

En este contexto, el consejero ha asegurado que hay núcleos "muy importantes" de investigadores en Castilla y León que se pretenden desarrollar en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III.

 

En el caso concreto de Valladolid, el titular castellanoleonés de Sanidad ha incidido en que se dan pasos para consolidar grupos "muy importantes" en el Clínico y en el Río Hortega y ahora están pendientes de cómo se asocien algunos grupos clínicos con otros de la Universidad y otros institutos de investigación.

 

Así, "más pronto que tarde" ha asegurado que se consolidará una estructura que permitirá dar un "impulso importante" a la investigación biomédica en Valladolid.

 

En términos generales, el consejero considera que el estado de la investigación es "razonablemente bueno", aunque entiende que los investigadores siempre reclamen más recursos, porque en Castilla y León no se ha "fallado demasiado" y se cuenta con un presupuesto para investigación similar al de hace algunos años y, aunque no ha crecido, "no se han dado pasos atrás".

 

CUESTIÓN PRIORITARIA

 

A este respecto, el doctor Alberto San Román ha manifestado que es "casi una obligación" reclamar más fondos para investigación y que se considere a la ciencia una "prioridad" y ha señalado que aunque no sube la cuantía destina a la actividad investigadora sí lo hacen las necesidades para progresar en esta materia.

 

San Román también considera que tienen que mirarse a ellos mismos y reconocer que gran parte de la culpa de que no hayan aumentado los fondos es que no son capaces de hacer ver a las autoridades y la sociedad que la ciencia biomédica y la salud es "una inversión" porque cuanto más se invierte en ello "mayor retorno" para la sociedad hay. "Pero este mensaje directo y sencillo no somos capaces de transmitirlo", ha agregado.

 

En cuanto a la situación en Valladolid, Alberto San Román ha destacado que hay muchos proyectos en este momento en ejecución y ha incidido en que el aspecto clave para poner en marcha una investigación es cuando ven a los pacientes que sufren en las consultas y se preguntan qué se puede hacer para mejorar su vida, lo que origina estos proyectos.

 

Así, ha concretado que hay proyectos por ejemplo sobre determinadas enfermedades de los mayores, al infarto agudo de miocardio como una patología de las más frecuentes, la insuficiencia cardiaca y otras también "interesantes" como los corazones artificiales.

 

El director del Icicor ha señalado que en el Curso celebrado este viernes se abordan diferentes cuestiones relacionadas con la gestión, pero también cuestiones relacionadas con lo que pueda ser el futuro de la investigación biomédica.

 

Precisamente respecto al futuro, considera que debería ser "luminoso" y ha insistido en que la clave fundamental es que las autoridades entiendan que la ciencia debe ser una "prioridad" y que no piensen en ella como un gasto sino como una inversión porque el retorno es "inmenso". Así, cree que si son capaces de hacer esto se abre un futuro "muy interesante".