“Sacar el coche del centro de las ciudades beneficia a los comerciantes y a sus habitantes”

Juan López de Uralde, reconocido activista medioambiental, reflexiona en Valladolid sobre el “reto tan grande” de frenar el Cambio Climático, y el papel que jugamos en esa lucha ayuntamientos, políticos y ciudadanos. “Piensa globalmente, actúa localmente”, recuerda, al tiempo que achaca a la derecha española "ser especialmente antiecologista".

López de Uralde en el Salón de los Espejos del Calderón. D.Á.

6,5 millones de personas mueren cada año de forma prematura a consecuencia de la contaminación del aire. En España, uno de los países desarrollados más vulnerables, al menos 30.000 muertes al año son atribuibles a la polución. De aquí a 2030, en el mundo, los costes de los daños directos para la salud se estiman entre 2.000 y 4.000 millones de dólares. Las fuentes, La Agencia Internacional de la Energía, la Agencia Europea del Medio Ambiente y la Organización Mundial de la Salud. ¿Cifras que marean, verdad?

 

Juan López de Uralde (conocido como Juantxo, nacido en San Sebastían hace 54 años) es uno de los activistas medioambientales más reconocidos en España. Quien fue director de Greenpeace, y que ahora ocupa un escaño en el Congreso en las filas de Equo como diputado por Álava, estuvo en la mesa redonda que la Seminci ha organizado en esta 62 edición bajo el lema ‘Cine y Cambio Climático’. Junto a él TRIBUNA ha hablado sobre cómo combatir la contaminación, la situación de esta lucha, y el papel que jugamos políticos y ciudadanos en la defensa de nuestro entorno. Estas son las conclusiones.

 

"Álava asumió hace tiempo el rol de ciudad verde, sacó el coche del centro, y ha tenido un impacto muy positivo para el comercio"

 

TRIBUNA: Valladolid, como otras ciudades, ha implantado recientemente medidas de restricción del tráfico para combatir la contaminación. Decisiones que han generado polémica, especialmente en relación al comercio. ¿Qué piensa usted?

LÓPEZ DE URALDE: El coche es el elemento que mas deteriora la calidad de vida en las ciudades, no solo porque genere contaminación sino que supone ocupación el espacio, ruido, etc.. Todo lo que vaya encaminado a sacar el coche del centro de las ciudades debe ser valorado positivamente, aporta calidad de vida. Soy diputado por Álava, ciudad que desde hace tiempo asumió ese rol de ciudad verde. Y sacar el coche del centro se hizo hace muchos años, con un impacto muy positivo. Al principio estas medidas generan mucho rechazo de comerciantes, dicen que no van a vender; pero cuando el proceso se culmina y se crean zonas peatoneales el efecto para el comercio es muy positivo. De hecho en la mayor parte de las ciudades de Europa incluso del mundo las calles más comerciales y donde están las tiendas más caras son peatonales. La protesta contra estas medidas está desfasada, no es justificable porque es justo al contrario: beneficia a los comerciantes y a los ciudadanos que viven en ella.

 

T: Dióxido de Nitrógeno, Ozono, partículas… ¿El ciudadano conoce estos conceptos?

Todos entendemos que la contaminación es un problema. Y especialmente los que somos padres sabemos que los tubos de escapes están a la altura de la cara de los niños pequeños. No es bueno. Los médicos en urgencias nos dicen constantemente que ha habido un aumento espectacular en un plazo muy corto de tiempo de enfermedades infantiles relaciones con el aparato respiratorios como alergias y se sabe que es consecuencia de la contaminación. No es necesario que el ciudadano sepa qué es el ozono, simplemente necesita saber que la contaminación nos está matando. De la misma manera que se ha conseguido que la gente entienda perfectamente lo problemas con el tabaco, lo mismo hay que hacer con la contaminación proveniente de los coches.

 

T: ¿Está politizada la defensa del medio ambiente? 

Creo que la derecha en España ha renunciado a la defensa del medio ambiente, y se han convertido en los mayores defensores de las actividades más destructivas del medio ambiente. Y eso incluye defender el coche por las ciudades, no solo en Valladolid; en Madrid lo hemos visto con declaraciones absolutamente vergonzosas de Esperanza Aguirre cuando hubo que restringir el tráfico por contaminación. Creo que el medio ambiente no debería estar politizado, pero lo está. No porque la izuqierda asuma más esta lucha, que la asume más, sino porque la derecha está levantando banderas que a mi juicio están muy equivocadas.

 

"Merkel cerró las nucleares y Macron promueve prohibir el glifosato. Pero en España tenemos una derecha cavernícola, especialmente antiecologista"

 

T: Siguiendo su argumento, ¿es posible involucrar a la derecha en la defensa del medio ambiente?

La derecha española es muy cavernícola en el sentido de que el medio ambiente no está en su agenda ni les importa. He tenido experiencias bastante malas en discusiones sobre temas que aparentemente pueden no ser relevantes, como el de la amputación de los rabos de los perros cuando pedimos que eso se prohibiera y el PP se puso a favor. Todavía, hace unos días, en la comisión de cambio climático un diputado del Partido Popular decía que aún no estaba demostrado que el hombre tuviese que ver en el Cambio Climático. En otros países no es así, en Alemania el gobierno de Merkel anunció el cierre de las centrales nucleares; o en Francia el gobierno de Macron promueve la prohibición del glifosato, un herbicida que ahora mismo es muy polémico. En España tenemos una derecha especialmente antiecologista.

 

JAVIER ANGULO, MARÍA SÁNCHEZ, LÓPEZ DE URALDE, IVÁN TRUJILLO Y ÁLVARO LONGORIA. D.Á.

 

T: ¿Qué tiene que pasar para que el Cambio Climático se cuele como prioridad en la agenda política?

Parece que hay otros temas que siempre son más importantes. Llega un momento en que piensas que no es casualidad y que no interesa hablar de estos temas porque son cuestiones que requieren de tal magnitud de cambios sociales, económicos… que la sociedad, o al menos la clase política, no está preparada para hacerlos frente. La única fórmula que encuentro es seguir insistiendo, planteando propuestas, tratando de llevar estas cuestiones al parlamento y tratar de elevar el nivel de la discusión.

 

T: ¿Puede ser que el Cambio Climático nos quede tan grande que eso haga que la gente piense que no puede hacer nada?

Sí, eso es un tema que efectivamente se da. Suelo decir que hay que tratar de trabajar lo concreto. Si piensas en los problemas ambientales globalmente es muy desincentivador porque realmente el reto es tan grande que dices… '¿cómo voy a salvar yo los océanos? Yo no puedo salvar los mares'. Tú no puedes salvar los mares pero sí puedes evitar tirar tu botella al mar, y eso es lo que tienes que hacer. Pensar a la grande es necesario pero ya se decía desde hace mucho tiempo: piensa globalmente pero actúa localmente. Siempre digo que es más eficaz la lucha cuando es colectiva, en algún grupo sea ecologista, vecinal, un partido… intenta sumar tu fuerza a la fuerza de otros. 

 

"Tú no puedes salvar los mares pero sí evitar tirar tu botella de plástico al mar. Piensa globalmente, actúa localmente"

 

T: Más allá de ideologías, ¿qué se puede hacer para involucrar a las personas que declinan actuar por el medio ambiente? ¿Para comprometer a gente que obvia, por ejemplo, algo técnicamente sencillo como el reciclaje en casa o en un centro comercial?

Tenemos que avanzar mucho en conciencia ciudadana, es verdad que todavía vivimos escenas como la que dices, o las imágenes que quedan detrás de un botellón, verdaderamente para echarse las manos a la cabeza. Hemos avanzado mucho pero nos queda muchísimo por avanzar, hay que seguir trabajando en la educación que es un elemento fundamental en todo lo que tiene que ver con el medio ambiente.

 

T: Naomi Klein en su libro 'Esto lo cambia todo' plantea el debate sobre si combatir contra el Cambio Climático es cuestión de los políticos o de los ciudadanos. ¿Cuál es su postura?

Creo que los políticos actúan en función de lo que importa a los ciudadanos. Si la ciudadanía se moviliza los políticos van a responder.  Por eso creo que es importante que haya esa movilización ciudadana.

 

T: Juegue a crear una ucronía. ¿Cómo estaríamos ahora si en las elecciones de EEUU del año 2000 hubiese ganado el demócrata Al Gore (Nobel de la Paz en 2007 por contribuir a difundir causas y efectos del Cambio Climático) en lugar del republicano Bush?

Creo que el el mundo sería un lugar distinto. Creo que realmente estaríamos mucho más avanzados, con otro modelo energético, de transporte… EEUU hubiera asumido un liderazgo que desgraciadamente ha dejado abandonado

 

T: ¿Y qué horizonte se abre con Donald Trump?

Solo espero que la comunidad internacional lo ignore, como está ocurriendo, y lo vea como una anécdota que no influya en las agendas internacionales. Eso espero, especialmente en lo relativo al Cambio Climático. El mundo sigue involucrado a pesar de Donald Trump y eso es lo que tiene que seguir ocurriendo.